Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

No llames la atención (Georgina)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No llames la atención (Georgina)

Mensaje por Frederick O. Kraigg el Miér Oct 31, 2012 9:51 pm

Shhh.. no grites..

Y hay estaba yo, esto de pasar inadvertido en el pueblo era algo complicado, aunque lo intentaba ya que a veces deseaba poder conversar con personas que estaban operadas. Al menos podía sacarles algo de información sobre los sucesos nuevos que pasaban. Y sí algún carroñero o algún inválido que no fuese yo llamaba la atención.
Digamos que gustaba conocer a la gente que lograba subestimar las normas y las reglas. Para así poder ver si las habladurías eran ciertas.
Y hay estaba también en medio del parque mezclándome entre la gente operada. Gente que ni tenia ni idea de que yo estaba allí hasta que se dignasen a mirarme si tenía la cicatriz. Cicatriz que por cierto tenía casi todo el mundo de allí. Era como ver una feria de distintas cicatrices, aunque todas con el mismo parecido y todas con el mismo fin “Acabar con la supuesta enfermedad de el amor”. No es que yo hubiera tenido ese amor, pero la verdad fue ese preciso amor lo que me llevo a esta soledad y el estar sin mi familia. Fueron esas míseras reglas de los científicos las que me “permitieron” ser un salvaje. Las que delinearon también mi vida cambiando su rumbo y cambiando el estar de mis situaciones.

Desde hace años los observaba, no es que me gustase hacerlo es que llegaba a intentar comprender porque habían escogido esta vida de pesadumbre y infelicidad. Lo cierto es que me daban completo asco y pena, pena de no tener una vida gratificante y llena de aventuras. Digamos que no era el rey del mundo, pero podía pensar como se me complaciese y no como ellos con sus falsas desdichas de ignorancia hacia la vida.
Y ni siquiera en el más soleado de los días como hoy podían mirar ese sol degustándolo al igual que yo hacia sentado en aquel banco. No se daban cuenta de aquel esplendor porque no tenían tiempo en su ajetreada vida, una vida completamente planeada.

Y allí estaba cuándo de repente vi a una joven pasar caminando a mi lado y no pude evitar girar la vista para verla. Tampoco entendí muy bien lo que me impulso a seguirla. No entendía sí era la prisa que llevaba o el simple hecho de que me parecía guapa. Solo esperaba que en aquella tarde por hacer el gilipollas y seguirla me viese en un buen lio y perseguido por reguladores que como locos desean alcanzarme para acabar conmigo. Ya que no se como me las arreglaba que normalmente cada vez que venia al pueblo me ocurría lo mismo.
Entonces paso lo que tenia que pasar, un regulador caminaba por el lugar observando a las gentes que caminaban. Y a mi no se me ocurrió otra que ponerme la capucha de mi sudadera tapando mi cuello para que no viesen que no tenia la marca. Y tampoco se me ocurrió otra que adelantarme y darle la mano a la chica de delante mientras que pasábamos por al lado del regulador. Seguramente pensaba ¿qué hace este?, ¿quién es?.No sabía como reaccionaria, pero esperaba que no se pusiese a gritar como loca, porque en la posición en la que estaba no dudaría mucho vivo que se dijese.
avatar
Frederick O. Kraigg



Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 24
Localización : Por hay..

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.