Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

Casting - Charlotte H. Wolf

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting - Charlotte H. Wolf

Mensaje por Charlotte H. Wolf el Sáb Oct 20, 2012 6:50 pm


Charlotte H. Wolf



✖ ¿Por qué quieres tomar este personaje?

Primero que nada, lo que de buenas a primeras llamo mi atención, fue su personalidad. Revisaba la sección de cannons y antes de siquiera llegar a fijarme en su nombre o PB, su personalidad ya me había encantado. Cuenta con muchísimas características que suelo manejar en mis personajes, por lo que dudo que me cueste trabajo interpretarla. Lo siguiente; su historia. Fue lo que me termino de enamorar. Su pasado me parece interesante; todo, absolutamente la situación con sus padres, el escapar, el convertirse en carroñera. Creo que tiene mucho potencial como personaje, y por eso me encantaría llevarlo.



✖ Situación del rol a desarrollar

Robandose a si misma durante una fría y oscura noche de invierno. Portland ha dejado de llamarse hogar, pero los recuerdos permanecen intactos a su regreso.



✖ Prueba de Rol

Corrió con el corazón desbocado; incapaz de escuchar algo más que no fuera el palpitar de aquel órgano vital latiendo a frenética velocidad. El bombear de la sangre retumbaba en sus oídos.

Tenía un nudo en la garganta, y las manos le temblaban – como siempre que pasaba por aquella situación –, pero la pequeña sonrisa seguía plasmada en su rostro, deslumbrando a mitad de la noche, en las oscuras calles de Portland. La adrenalina le corría por las venas, y le encantaba eso.

Se recostó contra la pared e intento igualar su respiración, sin mucho éxito en el momento. Estaba muy acelerada. Miro la cadena dorada que llevaba en la mano, y luego la apretó fuertemente. Teniéndola ahí, entre sus dedos, casi podría ponerse a llorar de alegría.

¡Ptss, Charlotte! — escucho un susurro llamándola y pego un grito ahogado, asustada. Alzó su mirada marrón – casi irreconocible en la penumbra de la noche –, y se encontró con Ethan escondido detrás de unas cajas, a unos cuantos metros de donde ella. Sonrió aliviada, sintiendo una conocida paz envolviéndola repentinamente.

Ethan era un carroñero, justo como ella, y también su amigo. Uno de los mejores desde que había escapado, solo después de Luke, quién resulto ser su hermano menor. Ethan tenía una personalidad difícil de llevar; petulante e impertinente a más no poder, pero también muy frio y calculador. Podría considerarse el líder del grupo, sino fuera porque no había ninguno definido. Quizá por eso era que estaban unidos, y congeniaban tan bien.

— ¿Alguien te vio? — le pregunto Ethan, saliendo detrás de su improvisado escondite y acercándose a la pelirroja a paso veloz. Ella negó — ¿Lo tienes?

— Lo tengo — sonrió orgullosa. Él afirmo, satisfecho con su respuesta.

Charlotte era como su aprendiz; le había enseñado a hurtar y robar, a moverse con rapidez. Le había enseñado a sobrevivir como lo hace un carroñero, y a ella no le había costado aprender gracias a su forma de ser, aun cuando había llegado al grupo siendo una completa inútil. No sabía hacer nada. Después de todo, siempre había llevado una vida de comodidad, nunca habría pensado que acabaría fugándose con tal de evitarse lo mismo que a sus padres. Lo único que Ethan no le había enseñado era a matar o secuestrar. Decía que se necesitaba ser alguien de sangre fría, y que ella no podría. Charlotte había protestado, pero en el fondo lo agradecía. Tampoco estaba muy segura de querer asesinar a alguien, pero si tuviese que hacerlo... en realidad tampoco lo pensaría mucho.

— ¿Qué hay de ti? — Charlotte guardo la cadena en el bolsillo trasero de su pantalón.

— Nos encontraremos con Luke en la avenida principal — la pelirroja frunció el ceño —. No me mires así, él ha sido el de la idea. Sabes que es un idiota impertinente, pero debe aprender — Ethan se encogió de hombros, restándole importancia, y Charlotte suspiro.

Luke no tenía ni un poquito de sentido común. La avenida principal no sería uno de los mejores lugares para encontrarse y luego escapar.

Caminaron con precaución por la calle, mirando a todos lados, asegurándose de que nadie los veía. Las calles estaban desiertas, pero eso no significaba que no las patrullaran. Debían tener cuidado.

— ¿Lo viste? — pregunto Ethan, rompiendo el repentino silencio que se había formado mientras se dirigían a la avenida principal. Ella asintió.

— No es el mismo, ya no lo es más, pero… — sintió un nudo formársele en la garganta al hablar de su padre, pero intento disimularlo ante Ethan. Él ya la había visto demasiadas veces con la guardia baja, débil, como una presa. No quería seguir dando esa imagen lastimosa, así no era ella —. Dormido parecía ser él, otra vez… — susurro, tan bajo, que creyó que Ethan no la habría escuchado, aunque si lo hizo.

— Al menos has podido verlo — las palabras de Ethan sonaron llenas de dolor e impotencia. Charlotte se sintió mal por un momento. Había olvidado el pasado de Ethan y Luke. Sus padres, al igual que su madre, estaban muertos.

Esta noche habían vuelto a Portland solo con el fin de recuperar lo suyo. En realidad, la habían acompañado porque no querían que estuviera sola, pero habían escondido la intención con la simple excusa de que ellos también volvían por sus artículos personales, y era una mentira, puesto que ellos ya no tenían nada por lo que regresar. Ella se había robado a si misma, irrumpiendo en el que alguna vez fue su hogar, por la cadena de oro de su madre. Esa que le había dado antes de morir, y esa que su padre ya no podía apreciar porque ya no sentía absolutamente nada.

— Lo siento — se disculpo Charlotte, luego de un largo silencio. No supo porque, pero se sintió en la necesidad de hacerlo. Ethan no dijo nada, y ambos volvieron a hundirse en un sepulcral silencio.

Esperaron la llegada de Luke durante varios minutos, hasta que escucharon varios pasos acelerados en su dirección, y luego una sonora alarma.

— ¡Ese idiota! — Ethan mascullo por lo bajo, tensándose al igual que la pelirroja. Vieron a Luke doblar en la esquina, con un paquete bajo el brazo izquierdo, corriendo como si la vida se le fuera en ello.

— ¡Apresúrate, Luke! — Charlotte le grito, pero Ethan soltó un gruñido, casi como si fuera un animal salvaje. La tomo de la muñeca y empezó a jalarla con el fin de empezar a correr. Ella forcejeo e intento soltarse, pero no pudo. Incluso imponiendo resistencia, Ethan era mas fuerte —. ¡No puedes pensar en dejarlo, es tu hermano!

— ¡Es un idiota, deja de darle vueltas y larguémonos ya! — Charlotte apretó los dientes, y lo empujo lejos de si, antes de abofetearlo.

— Es lo único que te queda, y te empeñas en quedarte solo. Das asco — escupió, con repugnancia. Ethan la miro completamente desorbitado a causa del golpe, y luego frunció el ceño.

— Eres tan terca — mascullo. Miro en dirección a su hermano, que se encontraba todavía a varios metros lejos de ellos. Luke pareció gritar algo, pero ninguno de los dos logro escucharlo gracias al sonido de la patrulla que opaco por completo la voz del rubio que corría sin cesar —. Esto será lo que haremos…

— No — lo interrumpió, decidida —. Nos dividiremos. Escaparemos cada uno por nuestro lado. Eso nos dará ventaja, es solo una patrulla; no puede seguirnos a los tres al mismo tiempo.

— Pero seguirá a uno, si o si — declaro él —. Tratándose de uno solo, será más sencilla su captura.

— Para eso están las calles, será fácil perdernos entre ellas.

— No con la patrulla, y seremos presa fácil si se unen otras más.

— No es como si pudiésemos discutirlo, ya están aquí — la pelirroja miro hacia la esquina, por donde la patrulla había pasado hacia apenas unos segundos. Luke llego a su lado, intentando recuperar el aire.

— ¡¿Y ahora que?! — pronuncio, histérico. Ethan lo empujo bruscamente, y el rubio retrocedió algunos pasos debido a la fuerza de su hermano —. ¡¿Pero que carajos te pasa?!

— ¡No es momento de pelear, solo piérdanse! — les ordeno Charlotte, echando a correr —. ¡Nos vemos en la frontera!

Mierda — escucho la maldición de Ethan, y luego lo vio correr. Luke permaneció unos segundos desorientado, sin saber que hacer, y tras gritar un torpe: — ‘Espérenme’, siguió a Ethan, que a punta de golpes, señas y gruñidos, le dio a entender siguiera su propio camino.

Charlotte se escabullo entre varios callejones, que conocía como la palma de su mano luego de tantos saqueos y robos que había realizado. Cuando pensó que podría dirigirse a la frontera sin preocupaciones, y que su pequeño intento por despistar a la patrulla había funcionado, intercepto a otra al girar en una esquina.

— Maldición — se escondió de nuevo tras la pared, e intento pensar con claridad que hacer. No sabía si se trataba de la misma patrulla que perseguía a Luke, pero tampoco quería averiguarlo.

La idea de pasar por un lado, fingiendo demencia y haciéndose creer un habitante más cruzo su mente de manera fugaz. Sonrió, dispuesta a dar la mejor interpretación de si, y tras salir de su escondite, comenzó su actuación.

El tipo que conducía la patrulla la miro con desconfianza, pero ella siguió caminando como si nada. Si corría, la descubrirían. Estuvo a punto de lograrlo, pero entonces escucho como le informaban al regulador a través de un dichoso walkie—talkie como habían varios carroñeros en la zona.

Pareció sorprendido durante unos segundos, luego miro en dirección a Charlotte, y esta supo lo que seguía. Echo a correr de inmediato, y pudo escuchar la patrulla sonar, siguiéndole por detrás.

El corazón se le acelero como en un principio, y la garganta no tardo en saberle a sangre a causa del esfuerzo. Corriendo entre las calles, sintió pequeñas gotitas de lluvia caer por su rostro. ’Lo que me faltaba’ pensó, apretando los puños. Pronto las gotitas se convirtieron en cantaros de agua, lo que le dificultaba moverse por el pavimento sin resbalar.

Tropezó al girar en una calle, y gateando, se oculto tras una pila de basura. La patrulla paso sin percibirla, pero estaba claro que al no encontrarla, el regulador avisaría a otros más para que fuera fácil atraparla. Maldijo en voz baja, y apretó sus piernas contra su pecho, sentada aun en el suelo.

Las gotas de lluvia le caían por el rostro, y su cabello rojizo estaba tan empapado como su ropa. Intento respirar con calma y, buscando un poco de tranquilidad, cerró los ojos. Su mente se inundo de recuerdos; esos que había intentado ignorar desde que volvió a Portland.

Se pudo ver corriendo por las calles de Portland cuando niña, en ese entonces sin tener que huir o escabullirse. Pudo verse jugando con sus amigos, entre ellos Callum. ¿Dónde estaría ahora? ¿Patrullando como siempre? Una parte de ella deseaba verlo, pero otra no. Siempre que se detenía a pensarlo, se sentía impotente por no haber logrado convencerlo para escapar.

Suspiro, y finalmente se puso en pie de nuevo. Ethan y Luke seguramente estaban ya en la frontera, y ella quedaría como una tonta si seguía demorándose. Después de todo, había sido su idea.

Camino a paso lento pero seguro por unas cuantas calles más. Ya no muy lejos se encontraba la frontera. Paro en seco al encontrarse con alguien más frente a ella. Alguien que ella conocía bien.

— Callum — suspiro. Estaba recargado contra la patrulla, a pesar de las fuertes gotas de lluvia que caían. Ella casi podía jurar que él la estaba esperando. Seguramente le habrían avisado a él también de que se encontraba en la zona, y como ella solía tomar ese camino para llegar hasta la frontera, estaba claro que sabia donde encontrarla.

Un sentimiento de traición cruzo por su pecho como una punzada a causa de lo antes vivido, aunque no podría considerarse como tal en el sentido estricto de la palabra.

La miro con una serenidad que llego a ponerla incluso nerviosa, y el que no dijera nada solo hacia que la impaciencia le saliera como chispas del cuerpo. Avanzo un poco hacia él, y luego se arrepintió, cuando él no mostro intenciones de hacer lo mismo. Le dio igual, tampoco esperaba que lo hiciera.

— Vete — pronuncio él, por fin. Ella simplemente asintió. Siempre era así.

Camino con lentitud, dirigiéndose a su destino. Siempre que la pillaba por las calles de Portland, la dejaba ir. Lo agradecía, aunque no lo dijese en voz alta.

— Pudiste haberte ido conmigo — pronuncio de repente, deteniéndose, pero no dándose la vuelta —. Aun no es tarde — murmuro, lo suficientemente alto como para que la escuchara. Sintió su mirada sobre ella, y se vio en la necesidad de girar la cabeza levemente, para mirarlo por encima de su hombro.

Él pareció abrir la boca para decir algo; ella le miro expectante. Justo cuando un sonido salió de su boca, otro más fuerte lo opaco.

— ¡Charlotte! — reconoció la voz de inmediato. Miro al frente y se encontró con el rostro preocupado de su amigo Luke. Tras él, caminaba Ethan. Ambos estaban empapados. Y aun así, habían ido a buscarla. Ambos se acercaron, aunque se detuvieron tan pronto como percibieron la presencia de Callum y la patrulla.

— ¿Qué demonios haces? — pregunto Ethan, con tono de voz amenazante, mientras miraba mal al primer acompañante de Charlotte. Ella también lo miro; su rostro volvió a ser tan apacible como en un principio. Negó con la cabeza, y miro a Ethan de vuelta.

— Nada — contesto, empezando a caminar a su lado. Callum permaneció en su lugar, viéndola alejarse, sin ninguna emoción apreciable en su rostro —. Adiós, Callum — susurro, y se perdió de nuevo entre la penumbra de la noche, con sus dos acompañantes siguiéndole por detrás.



So ... maybe you like me
You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.
avatar
Charlotte H. Wolf



Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting - Charlotte H. Wolf

Mensaje por Kiara S. Zaítsieva el Sáb Oct 20, 2012 8:14 pm


¡Casting Aceptado!

Entendiste muy bien la esencia del personaje. ¡BIENVENIDO CHARLOTTE! Ve a realizar tu ficha, y luego los registros para tener color! (:



+ Love is all we n e e d!



♥️:



Sexy Dance:

BFF*O*:


avatar
Kiara S. Zaítsieva



Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 13/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.