Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Jue Sep 20, 2012 11:04 pm

Igor Lukas Sokolov. Ese nombre no le olía bien a mi abuelo que era unos de los más veteranos del consejo. No me dijo por qué, simplemente me mandó a verlo y hacerle unas cuantas preguntas y si a mi abuelo ese hombre le resultaba extraño podría asegurar que algo se traía.

Caminé por los pasillos de las oficinas de administración mientras oía el eco de mis tacones que resonaban firme sobre el piso bien lustrado de mármol. Miré a varias personas y hasta me tuve que detener a preguntar si alguien sabía dónde estaba la oficina de ese científico. ― Gracias.― le dije a un educado empleado y fui hacia donde me había indicado. No, no era una investigadora profesional pero era avispada y por eso mismo mi abuelo me había entregado un muy buen trabajo en las fronteras, como administrativa de la seguridad. Era un trabajo reciente pero me mantenía ocupada, no tenía tiempo para gastar en otras cosas.

Llegué a la oficina de dicho científico y, tas asegurarme del nombre en la puerta, golpeé firme y algo pausado. Miré el suelo unos momentos y en la corta espera presté atención a mis zapatos. Elegantes y bien lustrados. Zapatos como esos no podía usar en tierra salvaje ni de broma, era cómico el solo pensarlo. Había tenido una vida como salvaje durante casi diecinueve años de mi vida -gracias a mis padres, antiguos inválidos-, y ahora mi vida había cambiado gracias a mi abuelo paterno. Qué equivocados estaban mis padres.. Si tan solo Jerom -mi padre- hubiera escuchado a mi abuelo desde un inicio estarían... Levanté la mirada rápidamente tras escuchar que la puerta se abría.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Vie Sep 21, 2012 2:33 pm

El día pintaba para bien o al menos eso iba pareciendo hasta el momento después de mi tercera taza de café del día. O era la cuarta… realmente no podía estar seguro cuantas tazas me tomaba y eso ayudaba que siempre anduviera acelerado y eso estaba bien. Acelerado era cuando mejor avanzaba en mi investigación y era necesario porque estaban las esperanzas puestas en mi de un grupo de personas que ya no querían seguir escondiéndose en las sombras, ni ser atacadas por sentir amor. Así que cualquier sacrificio que yo pudiera hacer en nombre de la ciencia lo haría, aun así tuviera la mala fortuna de dañar a otros en el proceso. Hace varios días que no tenía ni forma de salir de un gigante problema que me tenía realmente con la investigación detenida. La intervención parecía ser completamente irreversible, pero yo sabía que la ciencia no tenía callejones sin salida, solo ideas mucho más originales y en eso yo se suponía que me caracterizaba. Sin embargo la cantidad de café en el día y la hora denotaba lo frustrado que estaba.

Estos días había trabajado incluso sobre tiempo, llegaba como siempre temprano y me iba muy tarde. Normal que alguien como yo lo hiciera, no tenía una familia a la cual llegar y mis relaciones interpersonales habían descendido hasta el punto de considerarse inexistentes. Además luego del divorcio nadie me exigía mucho en relaciones personales, suponiendo que el consejo me estuviera dando un descanso o que estuvieran eligiendo un mejor prospecto para mi vida en pareja sabiendo que la anterior fracasó tan dramáticamente. Aun me era sorpresa que hubieran fallado a mi favor disolviendo el matrimonio, dado que no era muy común, pero seguramente mis alegatos fueron irrefutables además de ciertos. Se supone que nuestro matrimonio fue arreglado por compatibilidad como el del resto del mundo, y nuestras personalidades nunca fueron demasiado compatibles. Siempre teníamos discusiones y si bien yo aprendí a amar eso de ella, ella estaba bien curada y no sentía eso por mí, y aunque había un cariño lo más triste era eso. Cuando había hecho los cargos ella había corroborado todo, y aunque admitía que nuestra relación no era 100% funcional ella quería seguir siendo mi mujer.

Los golpes en mi puerta hicieron que detuviera el curso normal de mis pensamientos y con celeridad me acerqué a abrir. Ni siquiera me tomé un segundo en mirar quien era la mujer que estaba del otro lado pero la invité a entrar mi bebía un sorbo de mi café y me acercaba a una gran pantalla con gráficos con líneas de colores e información ilegible. Lo cierto es que ni siquiera otro científico podría determinar de buenas a primeras que era lo que estaba haciendo si no sabía mis verdaderas intenciones, solo parecían pruebas sin ningún otra necesidad que gastar dinero -pasa, adelante- le dije a la chica, sin darle otra mirada y aumentando una línea con el dedo baje otra y leí con interés como cambiaron los números.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Vie Sep 21, 2012 8:26 pm

No pude disimular la poca sorpresa que expresé cuando noté al hombre detrás de la puerta. Pero no me observaba así que solo entré y volví a poner cara seria. Ni una mirada siquiera, ¿así dejaba entrar a todos a su oficina? Ah, no era una oficina normal, tenía todo su laboratorio personal ahí dentro. Miré en un segundo casi toda la sala, sin muchos detalles solo para asegurarme de que se encontraba trabajando solo.

Sokolov. Ahora volvía a mi cabeza ese apellido del científico que me había revisado para la intervención. Recordé muchas cosas juntas en esos instantes, mientras lo observaba jugando con una pantalla o quién sabe qué cosas de cerebritos hacía.

Antes de mi intervención, mi abuelo me había llevado a hacer unos controles de rutina para saber si estaba todo bien conmigo -al menos lo normal-, pero solo me había hecho un control con Sokolov ya que la forma en que me negaba a esos controles era desesperante para Byron. Qué tonta era, solo era por mi bien y no lo entendía pero ahora sí, era diferente. Recordé también la amabilidad del científico y algunos comentarios extraños que eran contrarios a los que mi abuelo decía. Pero lo más importante había sido una discusión con mi abuelo, discusión en que esos momentos me importaba un pepino y que ahora me cuadraba para saber por qué a Byron no le simpatizaba Sokolov.

― Señor Sokolov, ¿no sabes que es de mala educación recibir sin saludar?― le hablé con cordialidad que esas palabras pudieran tener y di unos pasos más para acercarme hacia su escritorio. ― Ni un hola, ni apretón de manos siquiera pero da igual, no he venido aquí para socializar.― hablé con la rapidez y la serenidad que me caracterizaba. Busqué su mirada y noté sus ojos azules, los cuales recordé haberlos definido como perfectos antes de mi intervención. Qué infantil era en ese entonces. ― ¿Me recuerda? Soy Mercy Thurson, nieta de Byron Thurson.― me presenté y no sabía si iba a recordarme pero estaba casi segura de que sí, la chiquilla loca que se negaba a muerte a una intervención era imposible de olvidar.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Dom Sep 23, 2012 11:19 am

Con la tablet en mano no le di más importancia a mi visitante de la que tenía, todos los días a todas horas jóvenes venían a mi oficina a verme trabajar, a aprender de mi, pero todos sabían que yo no era muy comunicativo ni tampoco les iba a ayudar a entender lo que hacía. No es que muchos entendieran lo que yo hacía, en la mayoría del tiempo me ayudaban como silenciosos asistentes pasándome cosas o buscando mi café, lo cual a mi no me venía mal. Anoté los resultados en mi tablet, siempre trabajaba así, a más de una pantalla con información, no tenía el lujo de detenerme ni de distraerme lo que hacía era demasiado importante para ambos lados de la lucha, es por eso que mis fondos nunca se encontraban vacíos y se me había permitido tener mi propio centro de investigación en mi oficina cosa de que el resto de los científicos no me molestaran. Así que fue el tono que usó conmigo y en especifico la palabra señor que me hizo devolver la mirada hacia ella. Me hablaba con autoridad y poca gente se dirigía a nadie así a menos que realmente la tuviera.

Su rostro me parecía conocido y a medida que hablaba más recuerdos sin sentido se agolpaban en mi mente de haberla conocido con anterioridad pero no podía recordar de donde. Entrecerré los ojos como si con eso pudiera recordar pero su queja de que no la había saludado con propiedad, pero no reconocía que alguien me hubiera hablado de esa manera antes. Hasta que dijo su apellido y de pronto todo tenía sentido otra vez, claro que la recordaba, pero no a ella, sino a la chiquilla que lloraba porque no quería ser intervenida, que se negó hasta el ultimo momento. La recordaba muy bien, yo apenas empezaba a trabajar en la intervención y me la trajeron como caso excepcional, un miembro del consejo que recuperaba a su nieta después de años de vivir en territorio salvaje y eso era ella una salvaje que necesitaba ser intervenida. -Por supuesto señorita Thurson, llámeme doctor Sokolov- respondí con seriedad mientras dejaba la tablet sobre alguna mesa que estuviera cercana. No recibía visitas de este tipo y no estaba acostumbrado a como tratarlas pero decidí que si tenía calma todo estaría bien, solo los culpables se ponían nerviosos y yo había pasado mucho tiempo con el enemigo para ponerme nervioso a estas alturas.

-Perdone mi mala educación, todos los días entran por aquella puerta jovencitas que han sido contratadas para aprender lo que hacemos o para asistirnos. No le doy mucha importancia ni tampoco me pagan para sociabilizar como para desconcentrarme de mi trabajo- dije sentándome en el borde de mi escritorio mirándola fijamente pensando en lo que le hice a ella. Tuve que procurar que su intervención saliera perfecta, tenía solo 19 años y por el como se comportaba no podía arriesgarme a dejar que su intervención saliera mal, ella no hubiera puesto una buena actuación. Odiaba a su abuelo, eso no iba a poder esconderlo -dígame en que la puedo ayudar- no era común recibir visitas así en mi oficina, aunque sabía perfectamente que Thurson no me tenía en su más alta estima, el hombre no había aceptado de buena forma mi critica sobre no someter a su sobrina antes de tiempo a la intervención, por los peligros, incluso una posible muerte así como estaba. Y solo me gané el resentimiento de un viejo que no perdona, no olvida, que llevó a su propio hijo a la muerte con su persecución, así que no tenía porque esperar que conmigo tuviera mayor compasión.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Dom Sep 23, 2012 6:40 pm

Una mirada, otra y otra hasta que por fin logró reconocerme. Me preguntaba si estaba muy cambiada desde la última vez que Sokolov me había visto. Tal vez sí... en ese entonces todavía era una completa salvaje y ahora, bueno, estaba más decente por así decirlo, gracias a Byron. Mi abuelo últimamente me había enseñado muchas cosas, habíamos recuperado el tiempo perdido -así decía él- y hasta me había contado la osadía que había cruzado para encontrar a mi padre, quien terminó muerto después.

Recordaba a mis padres muy bien todavía, tenía la memoria de ellos fresca. Cada noche dibujaba en mi mente el rostro alegre de ambos, amándose, a las risas, a las caricias y demás actos de amor que no eran más que fruto de la deliria nerviosa de amor. En esos momentos de mi vida no entendía lo equivocados que estaban pero ahora sí porque mi abuelo me había dado algunas explicaciones que necesitaba. El amor era una enfermedad que debía ser curada antes de que fuera demasiado tarde y yo estaba dispuesta a ayudar a quien sea para que no terminaran muertos inútilmente como Jerom y Mercy.

― Bien, doctor Sokolov.― repetí con tranquilidad observando cómo dejaba su tablet sobre una mesa. Así me gustaba, un poco más de atención. Me tomé un poco mi tiempo mientras hablaba para mirar la sala en la que trabajaba. Tenía algunas computadoras, químicos, libros, accesorios típicos de un laboratorio entre otras cosas máquinas extrañas las cuales no sabía para qué funcionaba. El ambiente era digno de un científico exitoso como él y podía atinar a que se pasaba horas y horas en ese lugar. La cafetera y los paquetes de café presentes junto a ésta me lo confirmaban. ― Pues yo no he venido hasta aquí a aprender, o a ser su asistente como podrá imaginarse, doctor.― solté volviendo a posar mis ojos en los del joven para luego sacar unos archivos de mi bolso. Todavía no era "amiga" de la tecnología como para tener una tablet como él. Bajé la mirada para leer mis documentos. ― Es usted un hombre exitoso, según mi abuelo. Y a mi no me quedan dudas, mi intervención ha sido un éxito a pesar de mi edad.― sonreí y le miré con calma. ― Ya que tengo la oportunidad, se lo agradezco.― volví a sonreír de lado y miré una silla cerca de su escritorio. La señalé, pidiendo antes su permiso, y me senté. Leí un poco más los documentos que tenía en mi mano, documentos pertenecientes a Igor que me había asignado mi abuelo. El científico era joven, tenía 27 años, divorciado, dos hijos de tres y un año, dos hermanos gemelos, madre inválida juzgada y sentenciada, padre científico reconocido ya muerto. Tenía muchas cosas interesantes, a decir verdad.

― Estoy aquí porque Byron me pidió que lo visitara. Obviamente que no para mandarle sus saludos.― aclaré riendo un poco, teniendo en cuenta que Igor sabía perfectamente aquello. ― No me gustan los rodeos. Mi abuelo me mandó a investigarlo.― me puse un poco más seria y observé al doctor. No sabía qué podría estar cruzando por su cabeza, su rostro -con lo poco que lo conocía- podía llegar a ser difícil de interpretar. Quería decirle que no era nada personal que tenía mi abuelo para con él, que no molestaría demasiado pero si lo decía estaría mintiéndole. Era mejor decir solo aquello y empezar con las preguntas que tenía para él. Preguntas directas. ― Empezaré con las preguntas si no le importa. Necesito saber en qué está trabajando y con qué fines.― me puse de pie y me detuve frente a él, con mi archivo para tomar buenas notas de lo que dijera. ― Lo olvidaba. Usted puede rehusarse a este interrogatorio, está en todo su derecho. Puede llenar esta acta que irá directo al consejo.― no se rehusaría pero tenía que explicarle que podía hacerlo si así lo deseaba. Pero ¡vamos! Negarse sería como cantarle al mundo que tenía secretos, secretos que no deseaba que fueran rebelados, y eso sería peor porque el consejo tomaría medidas más drásticas, incluso podrían vigilancia para Sokolov las veinticuatro de la semana.

Guardé silencio y le extendí el papel donde podría firmar si es que se negaba a que le hiciera unas preguntas.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Lun Sep 24, 2012 2:24 am

Asentí simplemente cuando me llamó doctor como debía de ser, además cuando estableció lo obvio de que ella no venía a perseguir una carrera en el área de la ciencia, porque estaba muy ocupada persiguiendo una carrera de investigadora personal de su abuelo. Apunté la silla que ella observó para darle permiso de sentarse mientras yo seguía apoyado en mi escritorio, algo me decía que esta visita no me permitiría ponerme cómodo, además durante mis años nunca había recibido una visita personal, siempre habían venido del consejo cuando nosotros les llamábamos. Le regale una sonrisa a la chica, después de todo realmente me esforcé en hacer que su intervención resultara perfecta tanto por su bien como para el mio, si ella pudiera recordar lo que yo le hice, si yo pudiera cambiarlo, revertirlo como lo deseaba, seguramente me ganaría su odio infinito -solo hacía mi trabajo- solté en un tono monótono e inexpresivo con una cuota de modestia para que sonara más como cualquier doctor o científico de aquí. Después de todo me pasaba el día entero aquí, sabía exactamente como tenía que hacer para lucir igual que uno de mis compañeros curados.

Mirándola fijamente se notaban los años que habían pasado y el cambio de actitud que había tenido después de su intervención, si solo recordara eso, si solo sintiera eso, apuesto que la chica salvaje saldría aflorando nuevamente de ella. La operación perdía la esencia de las personas y eso quedaba a la vista de cualquiera, eran todos iguales, todos eran unos robots que jamás entenderían que era lo que se estaban perdiendo, la felicidad que se les había quitado, ella me daba las gracias hoy, pero la verdadera de ella me querría matar si recuperara la razón. Ahí estaba la verdadera razón por la cual venía, Byron estaba detrás y debí suponerlo desde un principio, puesto que era el único miembro del consejo que realmente me tenía desconfianza, y tenía bastantes razones. Yo era un niño aun cuando me tocó estará cargo de la intervención de Mercy, y en ese tiempo me preocupaba mucho de las secuelas que tenían los intervenidos, hacerle una intervención a una chica de 19 años lo encontraba un exceso innecesario, y se lo hice saber, de una manera demasiado enérgica. Creo que hasta el grité y eso levantaría sospechas de cualquiera.

Simplemente sonreí, como si estuviera acostumbrado a esta persecución que no llegaban a ningún puerto, puesto que yo sabía cubrir mis huellas demasiado bien. Hice un movimiento con la mano para que empezara ya con sus preguntas, puesto que seguramente ambos queríamos terminar rápidamente con esto y seguramente yo más que ella. La seguí con la mirada mientras se ponía delante de mi y solté una risa cuando empezó a extenderme aquellos papeles por si yo me negaba a la investigación, que pedazo de idiota se pensaban que yo era, nunca en mi vida. Recogí el papel pero en vez de dedicarme a leerlo o prestarle atención simplemente lo dejé en la mesa y sonreí incluso dulcemente -el consejo sabe que tiene paso directo a mis apuntes e investigación que ellos mismos financian, si me acompaña le diré todo lo que quiera saber- dije poniéndome de pie y guiándola en frente de la pantalla. Pasé mis dedos por la plana superficie haciendo desaparecer lo que había y trayendo gráficos y notas nuevas a pantalla. -Desde el día uno trabajando en las tecnologías de la intervención mi meta es disminuir los efectos secundarios cada vez más, desde hace cuatro años he conseguido bajar un 10% esos números pero las cifras aun siguen siendo abismantemente altas, eso puede poner en peligro toda la operación- muestro un gráfico progresivo de mi trabajo y luego cambio a una imagen de un cerebro -mi investigación se basa en tomar los detalles de las intervenciones que salieron mal y averiguar porque salieron y como se puede evitar y reconocer los síntomas, si puede recordar cuando nos conocimos por primera vez, algunos de esos exámenes que le practiqué fueron para reconocer posibles falencias a la hora de intervenir que pudieran transformarse en fallo, gratamente eso no ocurrió- le expliqué a grandes rasgos, cual era mi trabajo pantalla, si ella quería saber más podría preguntar desde ahí.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Mar Sep 25, 2012 12:25 am

Dejó los papeles a un lado, como lo haría cualquier otra persona inteligente. Bien, todavía no tenía nada pero tampoco esperaba obtener demasiado con una sola visita. Byron bien lo había dicho: Investiga a fondo, no dejes nada sin cubrir. Eso tenía pensado hacer y no bastaba con ir a su oficina para hacerle un par de preguntas que podrían estar bien ensayadas. Mi idea era pisar sus talones un tiempo -mientras me fuera posible- para poder obtener más información de la que tenía. Claro que eso no se lo haría saber. Quién sabe con qué sorpresas me encontraría con el tiempo, Igor podía tener más secretos de los estipulados. Eso deseaba interiormente, en realidad. Me llenaría de provecho, de seguridad y elevaría mi ego descubrirlo. Y si no era él, sería otro científico. Georgina Stuart seguía en mi lista, luego algunos reguladores.

― Es bueno saber que no habrá inconvenientes.― contesté. Lo seguí con calma y me dispuse a prestar mucha atención a lo que me diría. Por un lado la ciencia era aburrida, pero por otro me llamaba mucho la atención algunas cosas, quería saber cómo había sido posible curar a las personas de la deliria nervosa de amor. No esperaba poder entender todo acerca de eso pero al menos tener una idea, idea de lo que había hecho conmigo. Llevé mi mano hacia mi oreja y acaricié mi cicatriz un poco como no solía hacerlo. Lo bueno era que estaba detrás y no era visible. Busqué la cicatriz de Igor y ahí estaba en su lugar, no me sorprendía, si él quería ocultar algo estaba claro que ese sería su primer detalle a falsificar. Observé la pantalla la cual contaba con muchos apuntes, notas, letras extrañas, gráficos y números, cosas difíciles para entender y mucho más para mí que no era un conocedora del tema. Escuché sus palabras y me gustó saber que había progresado con algo como eso, un 10% era mucho... El consejo estaría feliz -quizá ya estaban al tanto- por el logro, ellos siempre buscaban nuevas ideas e iniciativas para cosas como esas. La medicina había avanzado a pasos agigantados, era una nueva era y quién sabe quizá se podía lograr otra forma de intervenir en un futuro no muy lejano. ― ¿Por qué se interesó en este tema, doctor Sokolov?― pregunté con curiosidad, observándolo unos momentos. ― Desconozco el índice de registro de efectos secundarios en los intervenidos, ¿acaso es alto?― seguí preguntando, dejando de lado unos momentos el interés por investigarlo a él y enfocándome más en la nueva información que llegaba a mi cerebro. Volví mi mirada a su pantalla y noté los gráficos que iban mejorando y luego la imagen de un cerebro. Me acerqué un poco más para observar las notas que acompañaban la imagen, oyendo la explicación de Igor. ― Entiendo. Si llega a fondo con esta investigación, ¿cree que sea posible intervenir a los jóvenes antes de cumplir 22 años? Usted ha hablando de que se pueden reducir las fallas, quizá con esto logre reducir la edad de las intervenciones.― giré a verlo otra vez y sonreí. ― Sería un gran logro.

Claro que lo sería. Una intervención antes de la edad estipulada mejoraría todo, más que nada ayudaría a aquellos padres que tenían a hijos rebeldes. Sin duda todos nos evitaríamos problemas si se pudieran intervenir personas desde su nacimiento. Ajá, ya me estaba haciendo mucha ciencia ficción en mi cabeza. Lo que sería realmente bueno serían borrar recuerdos del pasado, a mi eso me vendría genial. ― ¿Cree que sea posible encontrar la forma de borrar recuerdos de amor?― "yo sería la primera en comprar ese producto", quise agregar pero lo guardé para mí misma.

Bajé mi cabeza y tomé algunas notas de lo que había conseguido, aunque era poco era interesante. Lo que Sokolov había afirmado era que estaba interesado en las intervenciones, en que todas salieran bien a como dieran lugar y reducir las falacias de éstas para una mejor sociedad. Hasta ahora solo tenía que era un excelente hombre y científico.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Miér Sep 26, 2012 12:39 pm

Mientras le explicaba cada una de las cosas vi su interés que al menos no era fingido. Además, los curados no sabían fingir sentimientos y sensaciones extraños para ellos, no sabrían como actuar, era como si sintieran algo imposible de explicar para su entendimiento, su cerebro ya no procesaba aquella información y eso hacía que actuaran así. Me crucé de brazos mientras su pregunta la llevaba a mi interés y no mi obligación. Por unos segundos sopesé la necesidad de mentir sobre una obligación que en realidad había sido auto impuesta, nadie nunca me había ordenado mejorar la intervención y eso saldría al detalle si me investigaban, y yo no dejaría que me vieran cada vez con más suspicacia. -Vine a este centro bastante joven, por mi padre y mis capacidades me recibieron, durante dos años antes de estar curado trabajé en el post operatorio- empecé a contarle cosas que quizás ella no entendiera pero eran la verdad, a pesar de tanta mentira que solía decir -no todas las historias son tan exitosas como la tuya y la mía y es una realidad de que la operación es completamente necesaria por lo cual me considero apto como para ser el indicado de llevar esta operación al siguiente nivel, tómalo como un desafío personal. Me centro en este campo porque se que hay mucho que puedo hacer y me llama la atención la idea de ser el científico más joven que mejoro la intervención hasta el punto de controlarlo antes de lo previsto- dije con un dejo de petulancia, porque eso si estaba permitido, se podría desear el reconocimiento personal en esta sociedad pero no el altruismo, el altruismo era considerado un síntoma de deliria.

Le devolví la sonrisa, cuando volteó de esa manera, porque me pareció genuina dentro de todo, a veces tenían esos gestos, que eran humanos a pesar de que le habíamos robado la humanidad. No podía evitar mirarlos como investigación, siempre estaba estudiando e investigando a los sujetos bien curados que se encontraban a mi alrededor. Había tenido la oportunidad de jugar con las curaciones a tal medida que había logrado fallas en la mayoría, eran mi pequeño experimento de laboratorio, les había dejado un regalito a cada uno de ellos, para que pudieran recuperar poco a poco la capacidad de amar otra vez. Ellos eran mi juego, pero mi verdadero proyecto eran las personas como Mercy Thurson, personas que estaban bien curadas ¿hasta a donde le quitábamos la capacidad de sentir? ¿Podría ser que el cerebro realmente olvidara esas sensaciones? ¿Podría ser que otro órgano pudiera tomar el papel? El humano tenía un enorme poder de adaptabilidad y la naturaleza se habría paso aun cuando le habían cerrado la puerta, solo esperaba ser lo suficientemente inteligente como para descubrirlo.

-No digo que lograré intervenir desde el nacimiento, pero me conformo con disminuir al menos un par de años- en ese momento decidí que Mercy podría ayudarme a entender mejor el comportamiento curado, así como ella me investigaría -seguro por un tiempo- y yo podría encontrarle al menos algo bueno de eso. Mercy había sido mi culpa, yo había tomado una chiquilla asustada, llorosa y la había convertido en un ser sin sentimientos, incluso ahora su interés por borrar sus recuerdos del amor, lo que sintió en ese tiempo seguramente la torturaban ahora. Me acerqué a ella hasta ponerme en frente y descrucé mis brazos para poner un dedo un poco debajo de su cien -por allí directamente se encuentra la parte de tu cerebro que guarda las memorias, todo se almacena ahí, los buenos recuerdos, los malos recuerdos. Pero no es como un computador y no puedes simplemente borrar la parte que deseas y dejar todo el resto, la ciencia no ha llegado ni lo que es una mínima parte a entender como funciona las conexiones cerebrales que regulan nuestra memoria- deslicé mi dedo por su mejilla para luego bajar la mano lejos de ella -si perdieras esos recuerdos perderías todos los demás- dije como si eso fuera lo peor del caso, lo peor sería que perdiera esos recuerdos que serían tan preciados para ella si supiera lo que significaban. Le dedique una sonrisa ladina y preste nuevamente atención a mis capturas de pantalla apuntando a donde sería que se acumulan las memorias, junto a ella la amígdala, mi objeto de investigación. Fije mi atención nuevamente en ella esperando sus otras preguntas y manteniendo la poca distancia entre ambos.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Jue Sep 27, 2012 1:44 am

Simplemente ego. O eso había entendido con su respuesta. Bien, todos necesitábamos un poco de eso y yo lo sabía muy bien porque siempre necesitaba esa clase de seguridad en mí para poder continuar. Mientras yo me preocupaba por impedir el cruce de salvajes e incurados en la frontera, Sokolov desde su lugar buscaba la forma de mejorar las intervenciones, ambos hacíamos un aporte. Igor era muy joven para ser un científico de ese reconocimiento, él sin duda tenía un largo futuro, yo le deseaba un futuro próspero si de eso dependían beneficios para la sociedad. Al menos eso hasta ahora, todo quizá cambiaría con investigarlo un poco más. ― Entiendo su punto de vista. Nada mal, está en su derecho.― dije con un poco menos de seriedad.

Su respuesta me agradó y no pude evitar sonreír más. Intervenir a las personas a una edad más reducida era posible, sin necesidad que hubieran muchos peligros. Además si Sokolov había podido conmigo fácilmente podría con más personas, o eso estipulaba. Las cosas cambiarían y estos nuevos avances de la ciencia sería una gran alerta para los inválidos y carroñeros que no hacía más que fastidiar. Por suerte, varios habían sido atrapados y juzgados, otros -un poco más inteligentes- todavía seguían libres, cruzando la frontera como si nada. Eso realmente me cabreaba porque no lograba pillarlos a tiempo. Qué va, tenía que mejorar y estaba dispuesta a hacerlo. Pero lo haría luego se deshacerme de incurados ocultos dentro del consejo. ― Un par de años sería muy útil, doctor.― comenté con serenidad y anoté en mi cuaderno que el doctor Sokolov era impulsor de ideas. No sabía si era a pedido del Consejo o no, pero comparado con otros él no esperaba órdenes. Tal vez era propio de su carácter pero a ese tipo de actitudes mi abuelo le tenía "miedo". No le gustaba que otros propusieran cosas nuevas, lo consideraba un síntoma de deliria nervosa de amor. Yo seguía sin entender por qué, para mi no era de importancia. Allá sabrá Byron qué pasará por su cabeza, de todas formas no dejé pasar ese detalle de su personalidad.

Levanté la cabeza tras hacer mi nueva pregunta y me sorprendí un poco de tenerlo más cerca sin que me hubiera percatado. Lo observé curiosa y escuché lo que decía.. Su dedo sobre mi cien captó mucho mi atención porque hacía tiempo que no recordaba ninguna otra clase de contacto con otra persona que un simple apretón de manos. Entendí perfecto lo que decía pero sentí decepción de que no fuera prontamente posible lo que quería. Las pesadillas de mi vida pasada, los recuerdos inútiles de la tierra salvaje y mis padres me estaban cansando, y los recuerdos del amor eran los más presente en mi cabeza cada vez que trataba de recordar tierra salvaje cuando lo necesitaba para mi trabajo. ― Eso no...― me detuve al sentir el deslice de su dedo sobre mi mejilla, el cual lo reaccioné con una caricia rápidamente sin saber por que. ―... No sería conveniente.― terminé por decir sin hacer caso más a otras cosas. Volví a mirar su pantalla -ya sin la misma atención- y asentí con la cabeza un poco. ― Veo que no se puede, ya qué. No queda otra opción que no recordar dichas cosas simplemente.― fingí tomar más notas y me alejé de Igor como si yo hubiera sido la que había invadido su espacio personal.

Caminé por su laboratorio y toqué algunos tubos de ensayo teniendo el completo cuidado de no romper nada y de no faltar el respeto, por supuesto. Miré discretamente su escritorio y noté su agenda electrónica. Sentí ganas de robársela para saber sus planes guardados pero sería inútil, se daría cuenta sin mucho esfuerzo de mi pequeño acto delictivo. Observé unos documentos que no entendía y tras mirar como si fuera reguladora giré hacia él otra vez para cambiar el rumbo de mis preguntas. ― Doctor Sokolov, mi abuelo se muere de curiosidad por saber si sigue intentando convencer a algunos de no permitir intervenciones.― solté sin respirar. Así era de directo el interrogatorio y Igor me respondería directamente, estaba segura. ― Ya sabe que usted trató de impedir mi intervención, ¿sigue haciendo lo mismo?― seguí caminando con sutileza por la habitación, mirando cosas como si me importara poco la conversación cuando en realidad estaba intrigada por su respuesta y además trataba de guardar distancia. Frente a mi noté un porta retrato con una foto de niños, sus hijos seguramente y me extraño de sobremanera. Tomé la fotografía y sonreí de lado. ― Lindos niños.― comenté con sinceridad, pero consciente de que no era común tener fotografías a menos que fueran seres... queridos.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Vie Sep 28, 2012 1:53 pm

Las personas como Mercy eran fascinantes, y por ello me refería a las personas curadas. Se movían por interés propio y no por los sentimientos, como una persona completamente egoísta lo haría, velando por si misma y ni siquiera dedicando un pensamiento para una persona que debería resultar querida. Era como vivir dentro de una probeta y poder investigar su comportamiento directamente, y afectar las variables de forma personal, lo cual siempre había sido interesante. Quizás había un poco de morbo en que yo me relacionara más con gente curada que con los que no, pero tenían su grado de atracción. Aunque parte por la cual yo buscaría una cura sería por mi ex esposa, siendo ella la mujer con la que más he convivido, es la que más quiero que sienta, por nuestros hijos en realidad. Mercy era como ella, la misma frialdad al hablar y su interés por deshacerse de los recuerdos del amor era en realidad preocupante e incluso esperanzador dado que los recordara debería significar algo y yo lo iba a averiguar, tendría que verla de nuevo. Entrecerré los ojos tratando de escudriñar en los suyos cuando mi roce en su mejilla hizo que su frase se cortara al empezar ¿Qué había pasado aquí? Tenía que averiguarlo con más seguridad.

Sonreí dándole la espalda cuando se alejó anotando quien sabe que cosas en su libreta, y para cuando giré nuevamente a mirarla ya mi semblante era serio otra vez. La vi tocar por ahí tubos de ensayo sin mayor relevancia, toda mi investigación era de datos en un computador y nada de muestras sobre nada. Y los datos de mi investigación paralela estaban en mi cerebro, si yo moría, eso todo se perdía, por lo cual mi vida era lo más valioso que tenía hoy incluso para mi. Me sorprendió su pregunta, si, y por eso mi acto reflejo fue sonreír y tratar de parecer despreocupado, y para hacer algo con mis manos tomé una taza y me serví café -¿quiere algo?- le ofrecí aunque sabía que probablemente me diría que no -cualquier intervención realizada antes de la edad correspondiente irá acompañada de mi expresa sugerencia sobre no realizarla- expliqué, pensando que sería mejor seguir con la misma defensa que di, cuando se me investigó la primera vez sobre este hecho -soy un hombre muy metódico, y por eso hago bien mi trabajo. No me gustan las intervenciones que rompen con lo que está comprobado que funciona, tu intervención ha sido única Mercy, en tanto éxito como condición, pero a los pocos que se les ha hecho pruebas e intervenido tempranamente no guardan un resultado tan satisfactorio- y no era mi palabra, los datos los manejaba el consejo y los manejaba su abuelo también. El sabía a lo que exponía a su nieta, pero si le decía ella probablemente diría que su abuelo tomó la mejor opción y que no importan las consecuencias. Típica respuesta de un curado.

Tomó las fotos de mis hijos y quise mantenerlos fuera de esto, pero sabía que si quería hacerlo debería ser lo más escueto posible -si, hacemos niños lindos- solté en un tono monocorde, sin ninguna entonación en particular, al hablar de mi e x mujer y yo. Ella seguramente sabría todo el problema que hubo ahí, otra condena que atar a mi ya engrosado expediente. Por supuesto había algunos peores que yo, y eso era malo para ellos, pero yo no podía ayudarlos en mi condición. -Se que no soy quien hace las preguntas pero me resulta curioso ahora que se mencionó tema niños ¿ya está casada o comprometida?- no solamente desviaba la información sino que también preparaba el terreno, bebí un poco de mi café mientras la miraba fijamente esperando que diría a continuación.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Sáb Sep 29, 2012 3:23 am

Cambié el peso de mi pie al otro y dejé la fotografía de los hijos de Igor donde estaban, no quería invadir su espacio demasiado ya que podría sentirse ofendido. ¡Pero qué estaba pensando! Tenía pensado espiarlo un tiempo, con eso lo invadiría más que demasiado, pero era necesario hacerlo. Por mi cabeza pasó la idea de observarlo mientras estuviera con sus hijos, todo dependía de su comportamiento al estar con ellos para sumar o restar. Sí, Byron desconfiaba de que el doctor estuviera intervenido con éxito. Según yo todavía no había demostrados síntomas de deliria pero tener una fotografía de sus hijos con quién sabe qué significados no era bien visto, no del todo. Si bien no decía nada daba a pensar en cosas no permitidas, sin tipificar todavía en las leyes del consejo ASD.

Me acerqué a su escritorio y dejé mis notas sobre él para cruzar mis brazos y caminar un poco por la oficina, negando con la cabeza para rechazar su café. Sokolov parecía tomar mucho café, y de eso ya me había dado cuenta apenas de entrar a aquel lugar, la cafeína debía de activar mucho su cabeza.

Su respuesta era lógica, además de ser la misma a la que había leído en la anterior investigación que se le había realizado. Bajé mi mirada al suelo pensativa, buscando algún desliz en sus palabras pero nada. Igor la tenía bien ensayada y poco podía responder a eso. No era que estaba segura que las sospechas de mi abuelo sobre Sokolov eran ciertas -todavía lo estaba investigando- pero sí deseaba que lo fueran. ¿Por qué? No lo sabía, con solo mirarlo bastaba con saber que era algo distinto al resto y yo ansiaba atrapar a alguien con esa clase de secretos... sin duda sería emocionante y sería merecedora de reconocimientos. ― Si bien había realizado una expresa sugerencia pareció más una exigencia. Byron lo recuerda a usted alterado, yo también lo recuerdo así, doctor.― hablé levantando mi cabeza para encontrarme con su mirada y comencé a acercarme mientras continuaba. ― Si un miembro del consejo da una orden lo que debe hacer solamente es acatarla, sin reproches. Y usted se había negado más de la cuenta a pesar de estar al tanto de que mi abuelo tenía decidida la intervención. No solo somos testigos nosotros sino tres personas más, usted ya debe saberlo.― guardé silencio a dos pasos de él y coloqué un mechón de mi cabello detrás de mi oreja, segura de lo que afirmaba. No lo estaba inventando, esas cosas estaban así de explicitas en los archivos del consejo, en especial en los documentos de mi abuelo, quien había sido el impulsor de la idea de investigar a la interna del Consejo y sus empleados. Y eso requería investigar al consejero más confiable hasta a la persona encargada de limpiar los ventanales de la oficina de Igor. ― Sé que debemos valernos de más actos seguros, para eso estoy aquí.― giré mi cabeza hacia la izquierda aún con los brazos sobre mi pecho y observé la pantalla de Igor, con una buena idea.

Volví a observarlo y sonreí de lado con su pregunta curiosa sobre mi estado civil. No estaba ni casada ni comprometida, todavía. Lo cierto era que había hablado con mi abuelo para posponer ese asunto, no era de mi interés todavía la idea de tener una pareja ni mucho menos tener hijos. No lo sabía bien pero los hijos eran... cosa difícil. No me creía apta para tener hijos ya que no sabría cómo criarlos, yo solo conocía una manera de criar niños y esa era la manera en la que me habían criado a mi, la incorrecta. Me asustaba el tema, trataba de no pensar en esa clase de cosas pero cada vez que lo hacía se me hacía un lío en la cabeza. Sin duda necesitaba algo para olvidar algún que otro recuerdo perturbador. ― Digamos que estoy en espera pero le llegará mi invitación si es que me caso.― respondí algo divertida sin borrar mi sonrisa de lado. No había logrado convencer a mi abuelo para que me dejara soltera, él quería que me casara y tuviera hijos, hijos sobre todo porque quería mantener el apellido Thurson por más de que yo fuera mujer. Byron se moría por un bisnieto al cual educar muy bien y no un desubicado como a Jerom, mi padre. ― Tengo 22 años, normalmente esta edad es la ideal para casarse pero prefiero tiempo.― di un paso más hacia él y luego volví a mirar la pantalla. ― Disculpe, pero no nos desviemos del tema realmente importante.― fui hacia su pantalla mientras él bebía su café, dándole la espalda. ― ¿Le importa si me pasa toda la información que tenga en este computador a mi chip de memoria? Me gustaría investigar más su trabajo a fondo.― sin desviar mi mirada de la pantalla me pregunté si accedería a darme tan fácilmente toda su investigación y sus logros. Si no era resultaba así de sencillo tendría que llamar a mi amigo el hacker para obtener lo que quería.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Mar Oct 02, 2012 10:51 am

La vi recorrer mi oficina mirando todo lo que podía y buscando entre cada cosa algo para joderme en una cárcel, pero no le daría tal satisfacción. Al menos de mi forma de ser ella no sacaría ninguna prueba sobre mi falta de curación y es que el procedimiento que me fue practicado aparece en los registros como un total éxito. Mis hijos podrían ser mi peor carta a la hora de plantarme frente a ella, solo con ver sus rostros risueños mi corazón se llenaba de felicidad. Probablemente mientras durara la investigación podría decirle a Marion que no tenía tiempo de verlos, a ella no le importaría, no es como que sienta la falta que les haría a mis pequeños. Le di un sorbo al café el cual me quemó la lengua, una vez más durante aquel día, yo era un caso cuando se trataba del café caliente.

-No fui el único en negarme- dejando eso en duda lo dejé ahí. Como persona curada jamás daría mis excusas en base a otra persona a menos que se me consultara directamente. Saqué mi lengua y la toqué frunciendo mi ceño y quejándome de haberla quemado demasiado fuerte, pero luego dando otro trago a mi café como si nada hubiera pasado, y sacando la lengua de vez en cuando. -El consejo, no su abuelo, pidieron mi opinión sobre esta acción especial y tomando los datos que recogí recomendé no realizar la intervención a alguien por debajo del rango de edades permitidas. El señor Thurson pasó por sobre mi recomendación científica y decidió unánimemente realizarla de todos modos, así que fui a su oficina a preguntarle que grado académico le daba el derecho de decidir si las condiciones estaban idóneas, sugerí entonces que hiciera la operación el mismo si decidía pasar por sobre mi cabeza en el asunto- me encogí de hombros -como dije, no estuvimos contentos de su decisión pero finalmente el consejo en su mayoría votó porque si, y entonces la realicé, bajo mis términos- recalqué mis razones personales dejando completamente de lado las razones altruistas que en realidad tuve para quejarme. Lo interesante de todo esto, es que el consejo estuvo dividido en la decisión de la intervención de Mercy, por lo cual no estaba solo en ello, muchos estaban de acuerdo con esperar puesto que más intervenciones fallidas daban mala fama a la causa, solo la presión de Byron hizo desistir al resto.

Hice una mueca mostrando mi oficina por completo, no tenía nada que ocultar y todo saltaba a la vista, lo mismo en mi departamento de soltero, vivir con el enemigo me había hecho cuidadoso, si bien en mis primeros cometí equivocaciones como enfrentarme a un miembro del consejo ahora ya ni siquiera les dedicaba palabra a menos que ellos vinieran en persona a inspeccionar mi investigación. Mis avances siempre eran apreciados además, yo sabía que tenía aliados ahí, pero que no dudarían en cortarme la cabeza si cometía un fallo. Son curados después de todo.

Entrecerré los ojos cuando llegamos al tema del matrimonio y lo rápido que lo evadió, o tenía demasiada información sobre mí o realmente había algo que no le gustaba del mismo para evitarlo, lo investigaría luego. Estiré mi mano hacia ella cuando me pidió mi información cosa que me entregara su memoria portátil cosa de poderle entregar lo que estaba haciendo ahora o lo que había hecho. Eso quedaría a su interés, total, debías ser un genio como yo para atar toda la información que poseo y entender si yo hacía algo más de lo que admitía a hacer -¿quiere mi investigación actual o mis investigaciones pasadas también?- pregunté mientras usaba la tabla como Mouse y movía todo dentro, lo cual decía que necesitaba un par de minutos para hacerlo. Entonces me voltee a mirarla, con el rostro serio -no quiero subestimarla pero no va a poder descifrar mis apuntes aun tenga un experto científico en neurología a su lado para explicarle. Al menos no en el corto plazo- dije apuntando a la pantalla -tendría que traer a Michelle Leblanc desde Montreal, Parlez-vous français?- aclaré siendo que ella sería la única que podría ponerse al tanto de lo que yo estaba haciendo porque estábamos en contacto y teníamos una meta parecida, hacer más seguras las intervenciones. –Le propongo algo, vaya a mi casa después del trabajo, y le explicaré cada punto de la investigación yo mismo-.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Mercy L. Thurson el Miér Oct 03, 2012 12:29 am

Una sonrisa se dibujó en mi cara rápidamente al notar que se había quemado un poco con el café, la lengua le quedaría picando sin duda, me preguntaba si siempre le pasaba o si se había distraído un poco. No, seguro siempre le pasaba. Bajé la mirada notando sus gestos pero no dije nada y solo escuché su respuesta que me tomó con un poco de sorpresa. Esa información no la tenía... ¿que otros también se habían negado? Fruncí el ceño y negué levemente con la cabeza. Estaba algo molesta, un poco, porque odiaba que alguien tuviera más información que yo, ya que no recordaba ningún otro nombre en esos expedientes para investigar. El único al que tenía mi abuelo en la mira era a Sokolov, no me había mencionado a nadie más, por ahora. Lo que sí me había dicho era que tendría más trabajo, y trabajos nada fáciles pero él jamás adelantaba nada y yo tenía el defecto de no ser muy paciente cuando tenía curiosidad por algo.

Mi abuelo me había explicado una vez -con la cual bastó- de por qué había pedido mi intervención a esa edad: estaba completamente enferma. La deliria nervosa de amor estaba muy "avanzada" (aún no entendía muy bien ese término) y lo mejor para mi era una rápida intervención. Sin mencionar que estaba loca por huir, hasta había atacado a mi abuelo quien me perdonó esas cosas por mi enfermedad. Recordaba que lo odiaba y ahora de verlo solo... nada, solo era mi abuelo, ya no lo odiaba porque no tenía motivos, esos motivos habían quedado atrás luego de la intervención.

― Suena lógico. ¿Y cuáles son los términos que implementa para realizar este tipo de intervenciones? Mejor aún, ¿qué hizo en mi intervención que salió muy bien, cuáles fueron sus cuidados?―ahora que lo pensaba tendría que haber empezado por ahí. Los curados no tenían extremos cuidados con la vida de alguien, pero Igor había mencionado anteriormente que él era todo un profesional al que le gustaba hacer las cosas bien.

Le entregué mi memoria y sonreí un poco otra vez. Carajo, él estaba dispuesto a todo para que la investigación fuera bien y eso no me agradaba, tenía que tener un punto débil, un desliz para atacar y hasta ahora no había demostrado nada que me hiciera dudar. Pero ya debía de estar acostumbrado a esa clase de visitas como la mía, donde se exponía a estos interrogatorios. ― Todas sus investigaciones me sirven, doctor.― mejor tener todo y revisarlo, así me lo había pedido Byron y yo era obediente. Me acerqué a él y me paré a su lado observando la pantalla, consciente de lo que me decía y dándole la razón. No, yo no entendería todo aquella información sola, tenía pensado contar con un científico pero él estaba diciendo que tampoco me sería posible. Me extrañé, ¿tan difíciles eran sus investigaciones? Al parecer así era. ― Je ne parle pas très bien français.―sí, era lo único que podría decir. Y no solo sabía esa frase en francés, sino en italiano, ruso y alemán, era importante. Giré mi cabeza para verlo y sin duda creí que era una buena idea. Conocerlo más en su casa donde podría seguir investigando algunas cosas me vendría bien, además de conocer sus estudios. Mi idea era vigilar pero si él ofrecía su casa yo no tenía pensado desaprovechar esa oportunidad. ― Perfecto, Sokolov. Es usted muy considerado.― hablé con formalidad y me alejé para tomar mis apuntes.

Ya había sido suficiente por el momento, además no me faltaría oportunidad para seguir con mis preguntas. ― Lo veré en su casa entonces. ¿A qué hora le parece mejor? Después del trabajo no es un horario muy preciso, jamás sé cuándo voy a librarme.―era preferible tener un horario para mi, siempre era puntual porque cuando no tenía horario jamás podía adivinar si era temprano o tarde para aquella persona.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Igor L. Sokolov el Vie Oct 05, 2012 12:46 pm

Quedé conforme con la información que le había soltado, ella debía de entender que su abuelo solo era parte del congreso y no la ultima voz de él, mientras eso quedara claro yo podría quedar a salvo ya que tenía amigos. Estaba consciente de que aquel hombre era mi más terrible enemigo, puesto que era el hombre más peligroso de todos, y cuando se le metía un nombre entre ceja y ceja no paraba hasta que lo atrapaba. Lo único que me quedaba para tener algo de seguridad sería ingresar al consejo, pero no podía pretender vencer a un hombre en su propio terreno de juego, no, yo debía quedarme en mi terreno y estar confiado que a menos que sacara un doctorado en neurología y era bastante improbable a su edad. No, yo debía quedarme en mi terreno donde tenía más posibilidades de defenderme si es que me iban a atacar por los costados. -Mis términos fueron que yo mismo realizaría la intervención, ¿no recuerda que estuvo despierta? No se puede realmente tomar muchas precauciones más que aquella, algunos incluso pueden pensar que es más peligroso pero es la única forma de asegurar no hacer un daño permanente y detenerse a tiempo- le explique aunque no estaba seguro que entendería las razones.

Una vez terminé de copiarle todos los archivos le devolví la memoria en sus manos con la totalidad de los datos de mi investigación. No me gustaba hacer esto, porque uno siempre se exponía a la malversación de información o que pudieran usarla de otra forma. En mi investigación había hallado cosas que podrían ser peligrosas incluso en las manos de rebeldes que ven en los curados enemigos que hay que destruir. Yo soy un pacifista por naturaleza y el asunto de que alguien más quiera matar a otra persona nada más porque le caía mal no me parecía del todo razonable. Y no es que yo me pensara un blanco ángel, yo había matado a mucha gente desde que trabajaba en el laboratorio clínico, pero mis muertes se justificaban. -A las 7 de la tarde sería buena hora- dije caminando a mi escritorio y escribiendo mi dirección en un papel para entregárselo. Estaba seguro que ella ya sabría donde yo vivía o podría fácilmente averiguarlo en el trabajo que tenía, pero quise pecar de inocente en frente de ella -yo creo que ya no tiene nada más que hacer aquí y cualquier pregunta puede esperar a la tarde, así ahora me deja seguir con mi trabajo- solté siendo completamente serio como ellos lo eran cuando querían deshacerse de alguien. Ella se despidió y sin demora ni quejas dejó mi oficina diciendo que llegaría a tal hora.


avatar
Igor L. Sokolov



Mensajes : 129
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Alexandra M. Lawrence el Vie Oct 05, 2012 1:20 pm


¡Cerrado!




Luka:
avatar
Alexandra M. Lawrence



Mensajes : 382
Fecha de inscripción : 29/08/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Te observo. Te vigilo. Lo sé casi todo {Igor}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.