Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

Destellos en el agua | Charlotte |

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Destellos en el agua | Charlotte |

Mensaje por Ethan L. Rose el Dom Nov 11, 2012 4:50 am

Lentamente el viento se balanceaba. De rama en rama, moviéndose con destreza y acariciando cada centímetro de aquel inmenso bosque que se había quedado atrás. Un sonido recorría las afueras del bosque. Resonante y relajante, el agua pasaba como una densa melodía que podía erizar cualquier piel. Los rayos del sol golpeaban la cascada que caía con potencia en el rio haciendo pequeños destellos cristalinos tan magníficos que era imposible no verlo. De la nada una figura sale debajo del agua. Con fuerza y a la vez una elegancia torpe, un hombre se vislumbra con el torso desnudo, lleno de tatuajes y una tez completamente blanquecina. Ligeras gotas de agua viajan por todo su cuerpo, el cual está cubierto de la cintura para abajo por el vaivén del rio. Sus movimientos son lentos, llenos de un egoísmo y una calma casi fría. Su mirada es furtiva y llena de un fuego insaciable, pero esta vez no está aquí para pelear; no está aquí para llevar esa vida tan agresiva y salvaje. Este día solo es para relajarse, y porque no, darse un buen baño.

{…}

Sentía como mi cuerpo se relajaba al pasar de los segundos. Como si cada gota que resbalaba por mi cuerpo, tensara y aflojara cada musculo de él, y me diera una especie de paz momentánea. No había sido mala idea hacerle caso a Luke y tomar un buen descanso. De todas formas jamás le hacía caso a mi hermano, ¿para qué hacerlo?, si cada vez que me doy la vuelta sale con cualquier estupidez, como cuando trajo a esa… Demonios, de nuevo vuelvo a pensar en ella. Mis labios se deslizaron con suavidad por mi rostro, marcando una leve sonrisa y mi cuerpo se reclino lentamente hacia atrás. Sentía como el agua entraba a mis oídos y mis piernas se elevaban para ser presas del rio.
Ahora entendía porque ese estúpido de mi hermano se pasaba horas en la cascada. Es demasiado… relajante. Aquella sonrisa seguía impregnada en mis labios, mostrando mi blanquecina dentadura, enmarcada por una barba difuminada. Mis ojos se cerraron lentamente, y mi cuerpo quedo flotando en el agua con delicadeza. Sentía cada movimiento de ella, cada golpe que daba bajo de mi cuerpo y como esta acariciaba mi piel con lentitud, dándome aquella paz tan ansiada. La imagen de mis padres vino a mi mente. El hermoso rostro de mi madre. Su perfecto cabello azabache y sus ojos perlados que hacían que me tranquilizaran.

La sonrisa se extendía cada vez más, hasta que en un segundo todo en mi mente se volvió turbio y oscuro. La sonrisa de mi madre era manchada por sangre, y sus perlas se cerraban con lentitud y su vida era consumida con rapidez. Mi sonrisa desapareció y mis ojos se abrieron en un instante. Mi cuerpo se reincorpora y mis pies tocaron el fondo del rio, sintiendo las piedras atravesar entre mis dedos. Mi labio inferior enseguida fue preso de mis dientes, los cuales lo apretaban con fuerza. Mis manos formaron aquel par de puños asesinos y con fuerza golpearon el agua, tratando de sacar aquella frustración que había nacido en mi corazón. Aquella furia que no se saciaba con nada, ni siquiera con tantas vidas arrebatadas, podía sentir aquella paz que me conformaría para toda la vida.
Mi respiración ahora era agitada. Mi pecho se expandía con fuerza y regresaba a la normalidad para solo volver a abrirse. Sentía como los espasmos empezaban a recorrer desde mis puños a mi espalda y una carga de electricidad recorriera mi espina hasta mi cabeza. Mierda… La furia empezaba a dominarme, empezaba a apoderarse de mí, y todo rastro de la paz que había estado hace unos segundos, como todo en mi vida… Se había esfumado.

avatar
Ethan L. Rose



Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destellos en el agua | Charlotte |

Mensaje por Charlotte H. Wolf el Dom Nov 11, 2012 5:43 pm

La chica soltó un sonoro suspiro mientras se movía con increíble gracia y agilidad entre los árboles del frondoso bosque. Aun con toda esa habilidad, algunas ramitas se atoraban en su pelo al pasar, y ella, apretando los labios y formando una mueca de desagrado, retiraba las hojas que quedaban entre sus rojizos mechones de pelo.

« Pobre chiquilla de ciudad », pensaría cualquiera. Y es que había abandonado Portland para adentrarse en un mundo del que no tenía ni la menor idea. No se arrepentía; no lo había hecho ni una sola vez desde que había puesto pie en tierra salvaje, pero mentiría sino aceptase que algunas veces extrañaba todo el confort que tenía en, lo que entonces llamaba, hogar.

Hacia ya un tiempo de eso, pero aun conservaba demasiados modales; muchas de sus acciones delataban la vida acomodada que había llevado mientras se encontraba en Portland. Volviéndose carroñera, justo eso había sido la causa del rechazo en un principio.

Rememorando eso, y caminando entre una increíble vegetación, se pregunto que hubiese pasado si Luke jamás se hubiese acercado a ella. Se habría ganado el respeto del resto por su cuenta, eso era seguro, pero jamás habría obtenido su confianza. Luke la había hecho integrarse, tenía que admitirlo, por muy orgullosa que fuera.

Pensando justamente en él, también se cuestiono por enésima vez donde este estaría.

Llevaba buscándolo prácticamente toda la mañana. Supuso que se encontraba con Ethan, pues Luke siempre le seguía, aun cuando su hermano parecía ignorarle la mayor parte del tiempo, y solo le dirigía la palabra para reprenderle por alguna estupidez cometida o para ordenarle. El asunto era que tampoco encontraba al mayor por ninguna parte, y cuando había preguntado, resulto ser que ambos habían tomado caminos distintos, dificultando cualquier intento de búsqueda.

A pesar de eso, indago donde se encontraba, y finalmente decidió buscarle en la cascada; era uno de los sitios favoritos de Luke, después de todo. Por eso se encontraba caminando entre árboles que le llenaban de hojitas el pelo.

Escucho la caída del agua conforme se acercaba a la orilla, y tan solo el sonido le resulto increíblemente relajante. Si así resultaba solamente con escuchar la corriente, ¿como sería zambullirse en la cristalina agua? Luke siempre se veía tan tranquilo -algo verdaderamente raro en él- cuando lo hacía. Lo había acompañado una o dos veces, pero nunca dentro del agua. Le parecía tan poco propio de una señorita darse un chapuzón en compañía de un varón.

Una vez llego a la orilla de la cascada, su vista voló por el sitio, en un intento por ubicar a su amigo. Pero no había nadie. Apretó los labios, y en su rostro se apreció un puchero. Iba a darse la vuelta para volver por donde había llegado, pero entonces el sonido del agua salpicando la hizo pegar un brinquito, a la vez que ahogaba un grito mordiéndose levemente la lengua. Se escondió detrás de un árbol y asomo la cabeza lo suficiente como para poder ver que había causado tal salpicadera, y no ser atrapada, y entonces aprecio una figura masculina. No tardo mucho en darse cuenta de quién se trataba. Pero no era Luke. Era Ethan.

Pensó en que hacer o decir. Aquel hombre lograba intimidarla aun en variadas ocasiones, y ella se quedaba sin habla a pesar de que se moría por hacerse escuchar. Pero no era que estuviese intimidada en ese momento; estaba sorprendida. Ethan se veía tan tranquilo y relajado, ahí, en el agua; ni siquiera parecía ser él.

Observo como el agua lo bañaba, y también aprecio la sonrisa apacible que tenía plasmada en el rostro. Una sonrisa se le escapo a ella también, sin saber muy bien porque.

Lo observo unos minutos más, intentando decidir si interrumpirlo o no, pero antes de que se atreviese a nada, lo vio volver a adoptar su apariencia intimidante y varonil de siempre. También se dio cuenta de su respiración agitada, y lo tenso que se encontraba. Parecía molesto, irritado, y por un momento se preocupo de que la hubiese pillado espiándole inocentemente. Sin saber si era realmente por eso, salió detrás del árbol, que había hecho de su escondite hacía escasos segundos, y permitió que, en caso de que todavía no, notase su presencia.

Eres todo un caso perdido, ¿sabes? — soltó de repente —. No logras relajarte ni en un sitio como este. Date un respiro — pidió en un suspiro, y camino hasta encontrarse cerca de una gran roca cerca de la orilla. Se sentó sobre ella y lo miro, expectante.



So ... maybe you like me
You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.
avatar
Charlotte H. Wolf



Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 20/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.