Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

Respiración interrumpida [Mercy]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Respiración interrumpida [Mercy]

Mensaje por Sean J. Dassum el Dom Oct 21, 2012 5:43 pm

¿Qué es lo bueno y qué lo malo? ¿Cómo se adquieren tales características? Hay quienes dicen que se nace con alguna de estas, otros dicen que es el ambiente el que influye directamente sobre los individuos y su modo de actuar.

Sean Jerome Dassum, 32 años, miembro influyente del Consejo. Sostenía una humeante taza con café negro mientras que sus ojos penetraban a través del vidrio polarizado que separaba a la plataforma de observación de la sala de intervención. Bebía lentamente, saboreando cada trago, conteniendo el líquido en su boca por algunos segundos, extrayendo toda la esencia de la molienda y almacenando la información en su memoria, como si colocara los datos en una gaveta a la vez que hacía sutiles comparaciones con otros sabores de café. Este era exportado desde Colombia y para uso exclusivo de Dassum.

Su mirada se paseaba de un lado a otro de la sala, verificando que todo estuviese en orden, ignorando la presencia del hombre que reposaba sobre la plancha metálica y que forcejeaba con los enfermeros, resistiéndose a lo inevitable. Era un carroñero. Las mejores presas. Recordaba los alaridos que había proferido en su recorrido por los pasillos y que se habían escuchado en prácticamente todo el edificio. El sonido que emitía su garganta era similar al que despiden los cerdos momentos antes de ser llevados al matadero. Cuando atravesó el umbral de la puerta de la Sala de Intervenciones su cuerpo se retorcía como el de un gusano en el anzuelo. Las suplicas eran inútiles. Transcurridos algunos minutos los enfermeros le colocaron dos pares de correas en ambas extremidades, ajustándolas con tal intensidad que lograron bloquearle la circulación. El científico encargado de intervenir al huésped aún no arribaba. Tras la preparación los enfermeros abandonaron la habitación, dejando en absoluto silencio al individuo, a solas con sus pensamientos.

Al otro lado, Sean continuaba mirando el espectáculo con suma tranquilidad, advirtiendo un incremento en el disfrute de su café. Alzó la vista hacia lo alto de la pared de la sala que tenía en frente y miró el reloj de manecillas. Restaban tres minutos para el desenlace del proceso y para que Mercy Thurson llegara.
avatar
Sean J. Dassum



Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 30/09/2012
Edad : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Respiración interrumpida [Mercy]

Mensaje por Mercy L. Thurson el Lun Oct 22, 2012 2:31 am

Miré la pantalla de mi tablet y negué levemente con la cabeza mientras caminaba por aquel largo pasillo, saliendo de la oficina de mi abuelo, Byron. Le había dejado en claro que no quería uno de esos aparatos, yo estaba muy bien con mis cuadernos y apuntes pero ahora él me estaba obligando -sutilmente- a usar esa pantalla. No era muy amante de la tecnología, mi vida como salvaje todavía hacía que no me acostumbrara del todo pero sabía lo suficiente, aprendía muy rápido, solo me faltaba practica.

Sentí una soledad reinante en aquel pasillo, nadie se cruzó en mi camino hasta que llegué al ascensor y solo podía oír el sonido de mis tacones sobre el piso perfectamente lustrado. Sacudí mi cabello e ingresé al ascensor rumbo a la sala de intervenciones donde presenciaría una operación de un carroñero junto con Sean Dassum, uno de los miembros del consejo más avispados y joven. Ya lo había conocido de antes, Byron me lo había presentado personalmente. Dassum era respetable, un curado con ideales que defender y además ambicioso.

Llegué la puerta de la sala de intervención y uno de los guardias me abrió la puerta apenas verme salir del ascensor. Le agradecí y pero antes de entrar miré mi reloj para ver si llegaba con retraso pero no, en punto. Coloqué un mechón de mi cabello detrás de mi oreja y ahí estaba Dassum con su taza de café. ― Buenas tardes.― dije con seguridad mientras estiraba mi mano para saludarle. Giré un poco y vi a través del vidrio oscuro que nos separaba de la sala principal de intervención. Michael Grungger era quien estaba ahí tratando de soltarse de las correas, lo cual era completamente inútil. Un carroñero al cual había descubierto hace poco tratando de cruzar la frontera. ― Gruegger es carroñero hace cinco años, escapó a los veinte. Lo pillé en tierra salvaje, corría como un desesperado. No era tan valiente ni violento como todos los carroñeros presumen que son.―hablé fríamente, con algo de sequedad y luego volteé a ver a Sean. ― Este fue buena presa, los militares lograron sonsacarle algo de información con respecto a otros carroñeros. Solo espero que sea información certera. El carroñero tiene suerte de que fuera sentenciado a la cura y no a morir, ¿no cree?

Me acerqué al botón de comunicaciones y dí la orden para que el científico empezara con la intervención. Los gritos del carroñero me sorprendieron un poco logrando que me exaltara levemente y no pude evitar observarlo más. Recordé el día de mi propia intervención, donde era yo quien estaba en una camilla igual, amarrada tan duro que no podía sentir mis brazos y pies, y llorando como niña por temor, por no ser sometida. Mi mente seguía trayendo más recuerdos, como por ejemplo el de mi abuelo diciendo algunas palabras por el mismo micrófono por el que acaba de hablar y Sokolov tratando de calmarme. No era posible para mi olvidarme de mis pensamientos de ese día, donde rogaba por morir en lugar de que me arrebataran lo único que tenía que era el amor hacia mis padres. En ese tiempo estaba tan loca, equivocada y confundida que no lograba entender que la intervención era lo mejor para mi, pero ya lo sabía y yo no tenía marcha atrás.

Ese carroñero estaba igual, podía entender cómo se sentía pero luego de que la anestesia le hiciera efecto y que pasaran unas horas para que despertara todo cambiaría en él. Y cambiaría para bien, estaría a salvo y curado, sin más dolor.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Respiración interrumpida [Mercy]

Mensaje por Sean J. Dassum el Vie Oct 26, 2012 3:21 am

La mano del hombre ha logrado erradicar el sentimiento de mayor influencia en la historia. Un sentimiento único, edificante y "necesario" según algunos criterios. La humanidad ha dado el siguiente paso en la evolución.

Sus ojos lucían apacibles. Ver el cuerpo del carroñero contraerse no despertaba emoción alguna en Sean. Reconocía que existían incurados con cualidades especiales que de vez en cuando incitaban su curiosidad, pero aquél carroñero no valía nada en absoluto, si fallecía no se alteraría el orden, sólo caería en el olvido, en el peor de los olvidos, en la peor de las miserias, al igual que muchos otros de su especie. La finalidad de los incurados es simple, al igual que su vida. En la mirada del carroñero se asomaba una angustia característica. Su rostro suplicaba, con un gesto semejante al del niño que desea evitar un castigo mientras su mente experimenta un sutil remordimiento al tiempo que la misma le susurra que no podrá librarse de su pena.

Mercy Liz Thurson. Una joven promesa entre los curados. Hija de inválidos. Curada a los diecinueve años por órdenes de Byron Thurson. Sean había leído su expediente de cabo a rabo. Además de ser todo un logro para su abuelo, era atractiva. La historia de los Thurson siempre había sido llamativa y lo fue aún más cuando la joven Thurson se enroló en asuntos del consejo.

Era la cuarta taza en el transcurso del día. Bebía con paciencia, sin inmutarse, ni siquiera cuando Mercy entró a la sala de observación.― Buenas tardes, señorita Thurson.― Respondió, con una leve separación entre su boca y el borde de la taza, girándose ligeramente para corresponder el saludo con la mano derecha. Sin embargo en ningún momento despegó la atención del carroñero. Los carroñeros eran sus presas favoritas, los más codiciados entre los incurados. Observaba a Mercy al mismo tiempo que a su invitado de honor.― No, individuos como él nunca corren con suerte. "Suerte" sería si muriese, pero somos bondadosos, Mercy.― Contestó, haciendo el signo de las comillas con los dedos de la diestra, con una amplia sonrisa en el rostro, mirando de reojo a Thurson, observando las órdenes que ejecutaba para iniciar la intervención. Sean sabía de la voluntad de la gran mayoría de los incurados, quienes deseaban la muerte antes que la cura.― Me complace tenerla como invitada.― Comentó, omitiendo los gritos desesperados del incurado que berreaba como si le estuviesen cortando algún miembro, lo que no pudo evitar fue ver como la pelioscura se estremecía ante los sonidos, por lo que suponía le traían no gratos recuerdos o le faltaba costumbre para ello.― Y dígame ¿qué clase de información obtuvieron? ― Inquirió con sutileza, intentando desviar momentáneamente los pensamientos de la mujer. Terminó la taza con café y la depositó en una mesilla redonda que se hallaba justo en medio de los sofá individuales. La sala de observación era pequeña pero se hallaba muy bien equipada, era cómoda y contaba con lo indispensable, bebidas, comida y un televisor.
avatar
Sean J. Dassum



Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 30/09/2012
Edad : 37

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Respiración interrumpida [Mercy]

Mensaje por Mercy L. Thurson el Vie Oct 26, 2012 9:42 pm

Los científicos empezaron con lo suyo, llevaron a cabo bien los protocolos de seguridad y siguieron el orden de procedimientos para la intervención. Era bueno saber que los profesionales no tenían fallas pero también ellos estaban al tanto que un miembro del consejo y yo estábamos ahí observando, no podían permitirse errores. Normalmente los doctores llevaban a cabo las intervenciones sin contar con alguna presencia importante observando, como era Sean, pero cuando se trataban de incurados capturados en tierras salvajes era de suma necesidad que alguien de esa jerarquía estuviera presente. Era Byron quien tendría que estar allí con Dassum pero él me había pedido que fuera yo quien asistiera, como su nieta era de su confianza, no existía otra familia para él y siempre recalcaba la dicha de haberme recuperado y traerme de regreso a donde pertenecía.

A mi cabeza se vino la imagen de los ojos oscuros y sin brillo de mi abuelo. Siempre, siempre al mirarlos con firmeza tenía la sensación de que él tenía algo planeado para mi, algún plan desde el momento en que se enteró de mi existencia. Yo no podía descifrar esos planes de mi abuelo pero tampoco le acreditaba mucho interés, sea lo que fuera no sería nada en contra de mi bien o del apellido Thurson. Lo que yo era luego de m intervención se lo debía a mi abuelo y a nadie más.

Me agradó saber que Sean podía sonreír con aquella naturalidad aunque pareciera el hombre más serio y frío del mundo. Las presencias como la suya lograban intimidar y conmigo lo había logrado en un principio cuando no le conocía muy bien, hasta que el tiempo me fui acostumbrando a personas como él, hasta yo misma había adoptado esa presencia tan característica en curados. ― El placer es mío. Creo que mi abuelo quiere que me acostumbre a este tipo de reuniones.― dije serena, oyendo los últimos gritos ahogados de Gruegger. La anestesia le había hecho efecto, y en poco tiempo había quedado inconsciente sobre la camilla de metal, amarrado con los puños bien cerrados. La anestesia que usaban los científicos con los carroñeros era mucho más fuerte que la de los incurados comunes, los salvajes requerían más dureza obviamente. ― La información que conseguimos del carroñero parece ser útil, pero como ya dije antes no sé si es certera.― giré la cabeza para observar cómo Dassum dejaba su taza vacía sobre la pequeña mesa. Qué adictivo podía ser el café para muchos, era la tercera persona que conocía que necesitaba al menos beber más de dos tazas de café al día. ― El incurado dio localización exacta de un grupo de carroñeros en tierra salvaje. Mañana a primera hora los militares y yo iremos preparados para registrar la zona. Aseguró también que esos salvajes cuentan con ayuda de Potland.― volví la mirada a mi nueva pantalla portátil y registré con algo de dificultad las coordenadas del lugar.

Caminé un poco por la pequeña sala donde estábamos, atenta a lo que estaba pasando con el carroñero del otro lado del vidrio. Era imposible de saber qué haría ese hombre de su vida luego de que fuera curado. ¿Salvajes tratarían de contactarlo? ¿Tendría familia del otro lado? ― Sean, ¿qué tiene planeado para él luego de su cura?― estaba casi segura de eso ya lo había pensado. Los antiguos carroñeros no debían ser descuidados, siempre requerían un tratamientos psicológico. Yo había tenido esos tratos protocolares. ― Quizá tenga amigos que lo quieran de regreso.― tragué un poco de saliva y mis recuerdos de tierra salvaje regresaron. Ahora entendía por qué Byron me había enviado con Dassum a presenciar esa intervención. Lo había hecho con el objetivo claro de recordarme quién era antes, de recordarme mi pasado y quién era actualmente para enseñarme lo bien que estaba ahora. Seguí seria con la mirada fría en ese sujeto, convencida de que le iría bien al despertar, como estaba sucediendo conmigo.



avatar
Mercy L. Thurson



Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Respiración interrumpida [Mercy]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.