Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

~¿Cafe, libros, pasado y un extraño... Mala combinación?~ *Kaleb A. Sanders*

Ir abajo

~¿Cafe, libros, pasado y un extraño... Mala combinación?~ *Kaleb A. Sanders*

Mensaje por Lhia D. Devereaux el Mar Oct 16, 2012 7:15 pm

El cielo azul, el mar que reflejaba perfectamente su color, el pasto tan verde, la brisa suave y tranquilizadora hacían sentir a Lhia como si estuviera metida en un cuento de hadas.

Salió temprano a trabajar terminando rápidamente todo lo que tenia que hacer, salió con una gran sonrisa de la comisaria y camino al hotel, solo para luego sentir unas ansiosas ganas de salir de allí y terminar su libro, se colocó unos vaqueros y una camiseta holgada acompañada de un saco grande que había pertenecido a su padre hace algunos años, sin olvidar uno de tantos libros sin terminar y salió rápidamente de la habitación tomando su mochila. Pasó luego por un café caliente y caminó hasta llegar a la bahía.

Todo se veía tan hermoso que le permitía sentirse relajada luego de arduos días de trabajo y una terrible jaqueca que había estado sufriendo el último mes. Se sentó lentamente acomodándose contra un árbol cercano y colocó el café a un costado, sacó el libro y lo abrió en la página marcada. Era una de las cosas mas amaba leer, le traía tantos sentimientos que podría llorar o sonreír si tan solo le hacían un pequeño cambio a la historia que ella ya había imaginado en su cabeza. Nada era más satisfactorio que acabar con una buena historia. Además estos de ayudaban a disipar los pensamientos terribles que tenia muy a menudo y que quizá serian los causantes de su insomnio, sinceramente no entendía como se lograba ver todo tan tranquilo.

Un pensamiento cruzó su mente... En tan solo dos años tendría que pasar por la cirugía, solo pensarlo le causaba un mal de estomago, “¿Cómo pueden siquiera imaginar que el amor es una enfermedad? ¿Que se creen ellos para decidir si una persona desea sentirlo o no? Pero ¿Qué se podría esperar de ellos? Si, eran unos malditos” Cerró el libro con desprecio hacia sus pensamientos y se levantó, caminó de un lado a otro por un minuto y luego tomo una amplia bocanada de aire, pero este pareció no ayudar, imagino por un momento a sus padres dentro de un salón blanco iluminados por una gran lámpara encima de sus cabezas, atados a unas sillas y recibiendo torturas. Una lagrima se deslizó sin permiso por su mejilla, imaginarlo le hacían tanto daño que no podía seguir sonriendo aunque quisiera. Volvió a paso lento hacia el árbol solo para darse cuenta de algo terrible, el café se había derramado en su libro y ahora este estaba pastoso y de un tono café, su aura parecía ensombrecerse y se limito a arrodillarse para tratar de arreglarlo. Se quitó el buso y lo dejó a un lado, recogió el café y lo puso a un lado, levantando el libro y tratando de limpiarlo con su camiseta, pero parecía empeorar. Las lagrimas se empezaban a notar, solo caía gota tras gota en sus manos, mientras ella hacia un esfuerzo por detenerlas, pero no se daba cuenta de que había traído a su recuerdo a sus personas mas amadas, solo por ese sentimiento de amor hacia ellos seria capaz de matar antes de que se lo quitaran. En vez del libro ahora limpiaba su rostro, que cada vez estaba más rosado. Respiró profundo y volvió a sonreír trayendo a su mente que tendría que estar bien para buscar a su hermano o para salir de aquí corriendo, Aunque en ese momento para la castaña sonaba mejor la segunda opción.


You can't hold me down
Do not cling to the past or sad memories. No longer you reopen the wound healed. No pains and sufferings revivias old. From now on, put your strength to build a new life, facing upward, and walk in front without looking back. Do you like the sun rises each day, without thinking about the night it happened. ― ♥️
avatar
Lhia D. Devereaux



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.