Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Explicación de los Dados
Miér Mar 05, 2014 3:15 pm por Delirium

» Directorio Looking For You
Vie Feb 07, 2014 8:46 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land se Afilia
Mar Mar 19, 2013 9:22 pm por Invitado

» AG. Afiliaciones || Servicio de Afiliacion
Sáb Mar 16, 2013 9:27 am por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 8:26 pm por Invitado

» Live in the Edge || Afiliación Élite
Dom Feb 03, 2013 4:49 pm por Invitado

» Tumblr. promocional de Memento Mori (normal)
Jue Ene 31, 2013 10:25 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón || Afiliación Elite
Mar Ene 29, 2013 9:32 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 2:44 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Lun Ago 31, 2015 7:21 am.
Titulo aquí
I
II
III
IV
V
VI
Aquí contenido de la pestaña 1
Aquí contenido de la pestaña 2
Aquí contenido de la pestaña 3
Aquí contenido de la pestaña 4
Aquí contenido de la pestaña 5
Aquí contenido de la pestaña 6

Demasiado bueno para ser verdad.. {Joel}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Demasiado bueno para ser verdad.. {Joel}

Mensaje por Haydée A. Sommers el Jue Sep 27, 2012 6:22 pm

Había estado tan acostumbrada a la sociedad en donde antes vivía... Tan ruidosa, tan mala, tan controladora, cualquier cosa. Y Tierra salvaje era completamente distinto; rara vez escuchabas sonidos que no fueran tus propios pasos, las hojas de algún árbol o algún pájaro cantando por ahí. Era un día normal, a parte de soleado, otro punto a favor aunque, hace falta resaltar lo anti-higiénico que era esto para mi, tan acostumbrada a cambiarme de ropa como cuatro veces al día, y ahora solo contaba con una mochila de ésta y vaya que me debía durar. Tarde o temprano voy a acostumbrarme, así sea por las malas o por las buenas; ya nadie va a aguantarse ni escuchar siquiera mis caprichos así que, que el asco se vaya a otra parte.
Llevaba puesta lo que antes era un de mis blusas favoritas, y ahora parecía un trapo arroyado por una manada de elefantes en estampida y recién salidos del lodo. Mis zapatillas, al igual que los shorts de jean, estaban desgastadas y también sucias. Aquí estaba prácticamente todo el día sin hacer nada, así que lo que me sobraba era tiempo. No suena mal ir a refrescarme a algún lado y, aprovechando, lavar mi ropa.
El terreno era tan extenso que podías salir caminando en linea recta y pareciera que nunca ibas a llegar a ninguna parte; veía el horizonte y pequeñas siluetas de montañas, pero no me llamaban mucho la atención, parecían estar lejos. Sin embargo estaba mas que segura de que había una playa con la costa y el agua aceptablemente limpias, pero que aquel primer día en que la vi el clima estaba algo malo, llovía y todo, la marea subía y las olas golpeaban con fuerzas en unas rocas. Hoy no, un hermoso sol alumbraba y calentaba todo, así que estaría perfecto ir ahí.

En este preciso momento me encontraba sentada bajo la sombra de un árbol, muy a gusto me alegra decir, aunque podría estar mejor. Contemplaba el paisaje todo el tiempo, fuera de todo, me gustaba mucho y, sobre todo, aquel perfecto sentimiento de libertad. Me puse de pie con pocas ganas y algo de sueño, no quiero ni ver mis ojeras, y menos que menos mi maquillaje absolutamente corrido y desfigurado de seguro; he de parecer un zombie o algo así.
Trepé mediante los gajos del tronco hasta llegar unos tres o cuatro metros de altura, procurando no mirar directo hacia abajo o me daría pánico y sería una horrible caída. Observé todo desde arriba buscando el camino que tomé la vez anterior y que me llevó hacia la costa. Tardé unos minutos en recordarlo y, cuando lo hice, bajé con mucho cuidado y salí caminando a paso rápido(prácticamente corriendo) hacia allá.

Luego de unos cuantos metros escuché un ruido apenas familiar; eran las olas que iban y venían una y otra vez, golpeando las piedras grandes y arrastrando a algunas muy pequeñas hacia el mar. Me eché a correr como una pequeña niña emocionada por algo en ese mismo instante y no me detuve hasta sentir el agua por entre mis zapatillas. No había nadie en la zona por lo que veía, así que, sin timidez alguna me quité las zapatillas, la blusa y el pantalón unos momentos. Tiré todo junto sobre a arena y, en ropa interior y sin mas fui un poco mas hacia mar adentro, hasta donde hubiera un metro de agua al menos y me senté, sumergiéndome un poco en ésta. Ya bastante mas fresca salí por mi ropa e intenté quitarle la tierra y esas cosas en el agua que, aunque fuera salada, sería mejor que andar con ese olor y tierra encima. Tampoco a mi me gustaba el agua salada para bañarme.
Me pareció haber escuchado algún ruido como pasos no muy lejos del lugar, pero supuse que fue mi imaginación así que sólo lo ignore. Me coloqué otra vez y toda mojada la blusa, que ya recuperaba un poco su tono azul marino natural, y el short que también volvía a ser gris. Deje las zapatillas a un lado y me senté en la orilla, donde el agua a penas llegaba y mojaba mis pies. Hacía tiempo no disfrutaba de tal tranquilidad creo.



Haydée Alice Sommers
Me quieren "curar", ñeñé!
'BY Marimofets©'

Tiemblen ante Maggie!:
avatar
Haydée A. Sommers



Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 23
Localización : En Tierra Salvaje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demasiado bueno para ser verdad.. {Joel}

Mensaje por Joel L. Brinx el Miér Oct 10, 2012 12:22 am

Era un día caluroso, el sol estaba tan fuertemente que me producía un leve dolor de cabeza, hacía mucho no había una temperatura tan altísima, eso no me agradaba para nada, pues normalmente el frío había sido siempre de mi agrado. Tenía que acostumbrarme como fuese que fuera a los climas que la naturaleza me ofrecía, de los cuales casi siempre era tropical, debido a que donde vivía era una enorme selva. Eran cerca y pasaditos del mediodía, cuando el sol estaba a todo lo que daba, el hambre me comenzaba a dar, y me daba tan temprano por que como me levantaba a muy tempranas horas de la mañana, y como hacía muchas cosas por la mañana tenía luego mucha hambre. Estaba cansado de comer carne de animales terrestres, esa tarde se me antojaba algún buen marisco, tal vez pez, pulpo o cebiche, y es que cuando vivía en Portland había tomado un pequeño curso de gastronomía en el cual había aprendido mucho y del cual ahora no me arrepentía de haber asistido, pues me servía ahora diario en mi vida.

Llevaba un pequeño costal, en ella llevaba dos lanzas y mucha ropa que había tomado al salir de mi casa para vestir, ya que aunque quisiera, sabía que no podía vivir desnudo en las tierras salvajes. Odiaba los que áceres domésticos, pero ahora tenía que aprender a ser auto-productivo, y hacer todo por mi propia cuenta para mí bien. En mi bolso trasero llevaba una pistola de esas pequeñas, no sabía mucho de armas, pero si sabía cómo usarlas, pues mi padre me había enseñado a usarlas, cuando huí había tomado muchas de las que él tenía para sobrevivir por lo que, lo que más me sobraba eran armas y objetos con los cuales defenderme. Llevaba un short negro muy corto y por encima una playera azul con muchos hoyos. Salí así entonces para la costa, quedaba muy cerca de donde vivía porque lo no me cansaba ni demoraba en llegar, al principio me senté y recupere el aire, pues había ido corriendo, como si alguien me siguiera por detrás, luego recordé que seguramente no habría nadie por allí, escondí mi costal tras unos arbustos y me despoje totalmente de toda mi ropa.

Corrí así al agua y me eche un chapuzón, inmediatamente el agua salada entro a mis ojos y boca, produciendo una terrible comezón y un maldito sabor, había olvidado que el agua de mar era salada, lo pagué muy caro. A los 10 min. A lo lejos llego una chica, parecía verse muy cansada, no le importo e inmediatamente entro al agua, me parecía gracioso verla en el agua como una niña pequeña, se había quitado también la ropa, eso me había encantado, se veía muy bonita y parecía tener un muy buen cuerpo. Seguramente era una inválida o tal vez una carroñera, nada de policía ni curado, pues había logrado llegar con vida hasta la costa. Me le quede viendo cuándo note que de poquito en poquito gracias a la fuerza del agua ella se acercaba cada vez más a mí, fue entonces y recordé que estaba desnudo, tenía que salir a vestirme. Nade hasta la orilla y salí, mi ropa quedaba muy lejos y comencé a caminar despacito para no hacer mucho ruido, solo esperaba que no volteara y me viera así como estaba: desnudo.



avatar
Joel L. Brinx



Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demasiado bueno para ser verdad.. {Joel}

Mensaje por Haydée A. Sommers el Lun Oct 22, 2012 9:04 pm

Dejaba caer lentamente mi cuerpo hacia atrás, mojando toda mi espalda y mi cabello, aunque lentamente por si se me hacía demasiado fría. No era muy lindo tener arena por todas partes, y menos entre mechones de pelo, que ahí era mucho mas difícil de quitar, por lo que iba recogiendo algunas gotas de agua con mi mano y esparciéndolas por mi rubia melena mientras cerraba con fuerza los ojos, la boca, y contenía la respiración. No quería que el agua salada entrase, el ardor era horrible. Extendía ambos brazos a los costado y los golpeaba una y otra vez contra el suelo, siguiendo con la inmadurez y soltando alguna pequeña risa. Parecería maniática riéndome allí sola en medio de una enorme playa.
Sentía a la marea subir y bajar una y otra y otra vez, y era consciente de que me arrastraba un poco, pero intentaba levantar la vista una vez cada tanto para controlar no irme demasiado lejos o perder mi ropa y tener que andar por ahí en ropa interior buscándola o ir por la que deje en el refugio, que estaba bastante lejos de aquí así que tampoco parecía una buena opción. Bueno.. eso no importa ahora. No todos los días se pueden apreciar momentos tan relajantes como éste, y no debería desperdiciarlo pensando en cosas negativas. Hay que tener optimismo, diría Dotti.

En una de tantas que me alejé un poco levanté la cabeza de forma brusca. Juraría haber escuchado algo. Me senté con las piernas cruzadas como haría un indio y observé al mi alrededor, con una mano sobre la frente para poder ver un poco mejor. Nada. Mi mente me estaba jugando una jodida broma. Genial. Debe de ser el calor, supongo. Me puse de pie con algo de esfuerzo y caminé hacia donde as aguas eran un poco mas profundas y había algo de corriente. Cuando finalmente me llegaba casi a la cintura, me agaché y nadé unos pocos metros para mojar todo mi cuerpo, aunque de mala jugada abrí los ojos bajo el agua y ésta maldita no me dejaba ver nada luego. Fui otra vez para la orilla refregándome los ojos un poco molesta y, cuando quité mis manos y pude ver claramente, identifiqué de inmediato a un sujeto caminando, no muy lejos de mi, diría que a unos treinta metros o no mucho mas. Al principio me preocupé un poco, es decir, ¿de donde salió? ¿y quien es? No sabía si ocultarme o que hacer, hasta que presté sólo un poco mas de atención y noté que se encontraba desnudo, a lo que no pude evitar soltar una pequeña carcajada. -Bonito trasero.- Comenté cubriendo con una mano mi boca para que la risa se notara menos. Me incomodaba un poco el hecho de llevar sólo mi ropa interior pero al ver que él se encontraba en una situación peor no le di mucha importancia.



Haydée Alice Sommers
Me quieren "curar", ñeñé!
'BY Marimofets©'

Tiemblen ante Maggie!:
avatar
Haydée A. Sommers



Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 23
Localización : En Tierra Salvaje

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demasiado bueno para ser verdad.. {Joel}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.